Público
Público

Habrá incentivos para aflorar el empleo negro

Trabajo endurecerá las sanciones cuando acabe el plazo de regularización

ANA REQUENA

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, descartó este viernes que el plan contra la economía sumergida que prepara el Gobierno contemple una amnistía para perdonar el empleo irregular. Lo que se hará, dijo, es ofrecer de forma temporal incentivos y facilidades a las empresas para que regularicen empleos sumergidos.

Después de ese periodo, que comenzará el 1 de junio y acabará el 31 de diciembre de 2012, según anunció este viernes Zapatero, el ministro advirtió que se endurecerán las sanciones actuales por tener trabajadores de forma irregular. De hecho, según fuentes gubernamentales, una vez terminado el plazo de regularización, de sanción grave se pasará a muy grave.

Una vez acabado el plazo para regularizar, la sanción pasará de grave a muy grave

"De lo que se trata es de abrir un periodo donde sea posible regularizar voluntariamente la situación y que el Estado ayude a ello. Después de ese periodo, algunos comportamientos tienen que ser sancionados de una forma más intensa", explicó Gómez, que recordó que cada año se abren 250.000 expedientes a personas que perciben prestaciones de desempleo y que, al mismo tiempo, trabajan irregularmente. "Primero soluciones amistosas y razonables", enfatizó. No obstante, las sanciones se centrarán más bien en las empresas y no tanto en los trabajadores.

Aunque, según el ministro, el futuro programa ya está muy avanzado, no quiso dar más detalles hasta hablar con los agentes sociales, a los que comunicó hace unos días la intención de poner en marcha este plan. Sí dijo que este plan "ayudará a mejorar las finanzas públicas y las cotizaciones sociales", que atraviesan un momento complicado debido a la crisis.

"El trabajo no declarado es un fenómeno común en el conjunto de Europa", insistió Gómez, que recordó que el objetivo de hacerlo aflorar es común a toda la Unión Europea y que como tal se ha incluido en el Pacto por el Euro.

Zapatero se reúne este sábado en la Moncloa con los grandes empresarios

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) consideran el plan "necesario", ya que estiman que cada año escapan del fisco 245.000 millones de euros. La asociación de autónomos ATA también lo valora positivamente, ya que aseguran que las empresas fantasma "hacen un daño horrible" a los autónomos que sí cumplen con sus obligaciones sociales y tributarias.

Gómez comentó el plan contra el empleo negro tras el Consejo de Ministros, que aprobó el proyecto de ley de la reforma de las pensiones después de que haya obtenido el visto bueno de los órganos consultivos. El titular de Trabajo aseguró que el texto recoge el "contenido original" del anteproyecto y hasta el 80% de las recomendaciones del CES.

"La reforma es amplia como ninguna otra en la historia de España, es equilibrada y es intensa", aseguró el ministro. El texto inicia ahora el trámite parlamentario. UGT dijo este viernes que, aunque valora positivamente el proyecto de ley, aprovechará este trámite para introducir nuevas mejoras.

De otro lado, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibirá este sábado a las 10.00 horas en Moncloa a los presidentes o máximos responsables de 43 grandes empresas españolas y al líder de la CEOE, Juan Rosell,para analizar las medidas acordadas este viernes en Bruselas para reforzar la respuesta contra la crisis y fortalecer las bases de la economía de cara al futuro.

La reunión se produce cuatro meses después del primer encuentro de este tipo, celebrado en Moncloa el 27 de noviembre, en el que Zapatero recibió a los presidentes y máximos responsables de 38 empresas más la patronal del sector de la automoción, Anfac, que también estará presente en la cita de este sábado. El pasado miércoles, Zapatero ya presentó las medidas acordadas este viernes a los secretarios generales de CCOO y UGT.