Público
Público

Haidar mantiene el pulso al Gobierno español

La saharaui rechaza de nuevo el ofrecimiento de Asuntos Exteriores de obtener la nacionalidad española. Una treintena de artistas dan su apoyo a la activista en un concierto multitudinario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pulso que mantiene la activista saharaui Aminatou Haidar con los gobiernos español y marroquí se ha dividido en dos frentes. Por un lado, el del aeropuerto de Lanzarote, donde la defensora de los derechos humanos cumple su decimosexto día de huelga de hambre y volvió a rechazar la propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores de tener un pasaporte español. Por otro, el de la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, municipio gobernado por IU, donde un millar de personas participó en un acto protagonizado por artistas y donde la actitud del Gobierno con Haidar fue duramente criticada.

La situación empieza a ser insostenible, porque el estado de salud de la activista empeora y las negociaciones avanzan de manera muy lenta. En la reunión que mantuvo la saharaui con Agustín Santos, jefe de Gabinete de Miguel Ángel Moratinos, este volvió a reiterar el ofrecimiento a concederle la nacionalidad española, algo a lo que se niega rotundamente Haidar, que aseguró a través de su letrada, Inés Miranda, que continuará con la huelga de hambre. La abogada tachó la propuesta de Exteriores de 'triste y decepcionante'. Por su parte, Moratinos, en declaraciones a TVE desde Estoril (Portugal), dijo sentirse 'perplejo' por el rechazo de Haidar y dio orden a su representante para que continúen las negociaciones.

El estado de salud de la activista es muy grave tras 15 días de ayuno

El encuentro entre la saharaui y el representante de Exteriores tuvo que ser suspendido porque Haidar, que ya tiene que ser trasladada en silla de ruedas, sufrió un desvanecimiento. La mujer ha anunciado que en dos días dejará de tomar la medicación si no regresa a su casa, en El Aaiún. Su estado de salud es muy grave, porque a la huelga de hambre se unen las secuelas que arrastra tras pasar cuatro años en cárceles marroquíes, donde fue torturada.

Haidar fue expulsada el pasado 14 de noviembre de Marruecos cuando, precisamente, trataba de regresar al Sáhara Occidental. Las autoridades de Rabat la subieron a un avión rumbo a Lanzarote, donde a las pocas horas de pisar territorio español la activista decidió dejar de comer en señal de protesta porsu situación.

En el encuentro con el enviado de Moratinos sufrió un desvanecimiento

Desde entonces, su caso se ha convertido en una bola de nieve. El apoyo público a la mujer tuvo su colofón en Rivas, donde artistas progresistas como Pedro Almodóvar, Macaco, Pilar Bardem, Miguel Ríos, Bebe, Pedro Guerra y Juan Diego Botto acusaron al Ejecutivo español de ser 'cómplice' del marroquí.

Las intervenciones fueron interrumpidas en numerosas ocasiones por gritos de '¡Viva el Sáhara libre!' o 'Moratinos atiende, el Sáhara no se vende'. 'España no puede apoyar al Gobierno marroquí en una situación que es claramente ilegal', criticó Rebeca Tenor, delegada de la asociación de saharauisJóvenes por una Causa. Como Tenor, entre el público se encontraban un nutrido grupo de jóvenes de origen saharaui que portaban caretas de Haidar y carteles en losque se leía: 'Marruecos, culpable e invasor. España, cómplice y traidor'.

Más noticias en Política y Sociedad