Público
Público

Hamás dice que los cohetes iraníes "Grad" entran en Gaza por el mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un portavoz del movimiento islamista Hamás en Gaza, Ahmed Yusef, dijo hoy que cohetes de fabricación iraní del tipo Grad entran en la franja palestina a través del Mediterráneo y no mediante túneles subterráneos desde Egipto, como sospecha Israel.

"Los cohetes 'Grad' son largos y frágiles y las declaraciones egipcias de que no entran a través de su territorio son verdaderas", declaró a medios de prensa Yusef, asesor político del depuesto primer ministro palestino y líder de Hamás en Gaza, Ismail Haniye.

Milicias palestinas en la franja han disparado en los últimos días contra el territorio israelí decenas de este tipo de proyectiles con un alcance de dieciocho a veinte kilómetros, a diferencia de los habituales Al Kasam, que no superan los doce.

Varios de esos cohetes "Grad", un tipo de "Katyusha" de 122 milímetros, impactaron hace varias semanas en la ciudad de Ashkelón, situada a unos 15 kilómetros de la frontera norte de Gaza, una de las razones que provocó la reciente ofensiva militar israelí en la franja en la que murieron 125 palestinos.

A pesar de que Israel controla el espacio marítimo de Gaza, los grupos armados palestinos "han sido capaces de traer este tipo de cohetes" porque "saben cómo conseguirlos", se jactó Yusef.

Israel ha acusado en repetidas ocasiones a las autoridades egipcias de no controlar suficientemente la frontera sur de la franja de Gaza, por donde las milicias suelen introducir armas y otros pertrechos mediante túneles subterráneos.

El portavoz de Hamás, quien clarificó que no era un "experto en cohetes", matizó que otro tipo de proyectiles más rudimentarios, los "Al-Kasam", disparados diariamente contra Israel, son fabricados en la franja.

La Yihad Islámica se adjudicó hoy el disparo de más de una decena de cohetes "Al-Kasam" contra comunidades israelíes próximas a Gaza, poniendo fin a un alto el fuego que regía de facto en la zona.

La facción islámica advirtió que la reanudación de los ataques con cohetes se produce como represalia a la muerte de cinco milicianos ayer en Cisjordania a manos de fuerzas israelíes.

Yusef por su parte descartó que su movimiento tenga intenciones de continuar con el período de calma después de las acciones de ayer.

"Este acto bárbaro prueba que Israel no está interesado en la paz y no quiere la calma con los palestinos", apostilló el asesor de Haniye.

Aunque tanto Israel como Hamás han desmentido la existencia de cualquier acuerdo de alto el fuego, el presidente palestino, Mahmud Abás, desveló que las milicias palestinas se habían comprometido a dejar de atacar Israel a cambio de que este país interrumpiera sus operaciones aéreas y terrestres en la franja.