Público
Público

Hamilton espera una carrera limpia en Brasil

Reuters

Por Alan Baldwin

Lewis Hamilton quitó importancia el jueves a los temores de que su intento por convertirse en el campeón más joven de la Fórmula 1 pueda verse desbaratado el domingo por el uso de tácticas poco limpias durante el Gran Premio de Brasil, que cerrará la temporada.

El británico está siete puntos por delante del brasileño de Ferrari Felipe Massa, de modo que sólo necesita terminar quinto para llevarse el título incluso si su rival gana la carrera.

"Estamos aquí para correr, creo que cada piloto que está aquí es un gran deportista y somos todos muy competitivos", dijo el piloto de McLaren de 23 años en una rueda de prensa en el circuito de Interlagos.

"Así que simplemente tengo que confiar y creer en todo el mundo, y espero que podamos tener una carrera justa y clara (...) De eso se trata el automovilismo y por eso corro, eso es lo que lo hace tan emocionante", afirmó.

Massa y Hamilton chocaron en la carrera de Japón este mes, en la que el británico no sumó puntos después de ser sancionado por una salida peligrosa y de tener que abrirse paso desde la última posición.

El brasileño negó en Fuji haber chocado deliberadamente con su rival.

"Tengo una buena relación con Lewis y no haría nada a propósito para destruir a alguien", aseguró entonces.

Sin embargo, en el pasado la F-1 se ha visto sumida en la controversia en carreras en las que se decidían títulos, en particular entre el alemán Michael Schumacher y el canadiense Jacques Villeneuve en 1997 y el brasileño Ayrton Senna y el francés Alain Prost en 1989 y 1990.

NO REPETIR EL AÑO PASADO

Mientras que Massa tiene que ganar y esperar, Hamilton está presionado para compensar el fallo que el año pasado le impidió convertirse en el primer piloto en llevarse el título como novato. Entonces desperdició la ventaja de 17 puntos que tenía antes de las últimas dos carreras y se quedó sin el campeonato.

"El año pasado vinimos aquí y tuve una mala carrera, todo fue un poco alocado y tenía la presión de la última carrera y quizá eso me afectó", admitió Hamilton, que esta vez llega a Sao Paulo respaldado por una victoria en Shanghái.

"Pero este año siento que es otra carrera. Venimos de una gran carrera en China y sé que aquí estaremos tan fuertes como allá, sino un poco más fuertes", aseguró.

En caso de quedarse con el título, el británico sería el primer campeón de McLaren desde Mika Hakkinen en 1999 y el primero de su país desde Damon Hill en 1996.

Más noticias de Política y Sociedad