Público
Público

"Todo han sido besos y abrazos"

Marineros y familiares se reencuentran tras un calvario de 47 días de secuestro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los marineros del Alakrana ya están en casa y con sus familias. En un encuentro 'muy emocionante' e íntimo, los tripulantes del atunero secuestrado en el Índico, se han reunido con sus seres queridos. 'Físicamente se les nota el trago que han pasado, pero mentalmente vienen bastante fuertes y animados', ha dicho Argi Galbarriatu, hermana del capitán del pesquero. 

Son las primeras palabras tras la llegada de los marineros a tierras españolas, en las que los familiares han querido aclarar que nunca han 'censurado' y que sólo han 'pedido intimidad'. En esa intimidad 'todo han sido besos, abrazos y muestras de apoyo y cariño', ha dicho Galbarriatu.

'Es una segunda oportunidad que hay que aprovechar al máximo'

'Hemos conseguido nuestra misión y sólo tenemos palabras de agradecimiento', ha concluido la hermana del capitán. 

Por su parte, María Ángeles Jiménez, esposa del tripulante Gaizka Iturbe, ha afirmado que la liberación del pesquero les ha dado 'una segunda oportunidad que hay que aprovechar al máximo' y en la que 'cada minuto va a ser importante'.

Jiménez, emocionada, ha indicado que en este primer día en casa los tripulantes 'no se encuentran con fuerzas para enfrentarse con nadie', porque 'lo han pasado muy mal y ahora hay que cuidarlos, quererlos y retomar nuestra vida donde se paró'.

Los familiares han anunciado que el próximo martes, día en el que los ocho tripulantes vascos declararán en Gernika (Vizcaya) ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, 'es posible' que atiendan a los medios de comunicación.

Poco después de las 08.00 de la mañana aterrizaba en la base aérea de Torrejón el avión de la Fuerza Aérea Española que transportaba a los 16 tripulantes del pesquero Alakrana, liberado el martes pasado tras 47 días de secuestro, procedente de las Islas Seychelles.

Por expreso deseo de las familias, ni políticos ni medios de comunicación han estado presentes durante la llegada de los marineros, de modo que no ha podido ser captada por las cámaras de televisión. Como ya aseguró ayer la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, las familias habían pedido 'privacidad'. Según la ministra, esta petición se produjo 'en mitad del proceso de secuestro'. 

El reencuentro fue privado a petición de los familiares, sin medios ni políticos

El atunero llegó esta pasada madrugada a Puerto Victoria, en las islas Seychelles, después tres días de navegación desde la costa de Somalia. Desde allí partió el avión en el que también viajaba la delegación española, encabezada por el embajador en Etiopía, Antonio Sánchez Benedito, el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta, y el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín. 

En la pista esperaba uno de los aviones que trasladará a los tripulantes a sus lugares de origen, ocho de ellos a Galicia y otros ocho al País Vasco. Las aeronaves han sido fletadas por los gobiernos autonómicos de ambas regiones.

La Xunta de Galicia tiene previsto ofrecer la posibilidad a los marineros de ser sometidos a revisiones médicas en los hospitales de Vigo y Santiago, además de encargarse del traslado hacia sus domicilios desde el aeropuerto de Peinador (Vigo), donde han esperado grupos de familiares de los tripulantes. En el recibimiento también ha estado presente el presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo.

Los marineros vascos han partido más tarde que sus compañeros gallegos pero ya están en el País Vasco. Han volado en un avión fletado por el Gobierno vasco, que partió alrededor de las 09.20 de la mañana y que ha aterrizado sobre las 10.30 de la mañana en el aeropuerto de Loiu.

Más noticias en Política y Sociedad