Público
Público

Los hermanos Morán dejan la dirección del FIB, que pasa a manos británicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El empresario irlandés Vince Power se ha hecho finalmente con la dirección del Festival Internacional de Benicàssim que cogestionaba desde 2006 con los hermanos José y Miguel Morán, quienes se "desvinculan" definitivamente quince años después de crear este certamen.

Según han confirmado fuentes del festival de música más multitudinario del panorama nacional, la empresa Maraworld, organizadora del festival y que dirigían los hermanos Morán, pasa a estar dirigida por Power y gestionará el certamen en exclusiva después de compartir esta tarea durante los últimos tres años con VPMG, la empresa del empresario irlandés.

En un comunicado, Power ha señalado que "los 15 años de FIB Heineken han sido memorables" y por ello ha deseado a los hermanos Morán "toda la suerte del mundo en sus futuras empresas".

"Estoy muy contento de estar involucrado en FIB Heineken y seguro de que tendremos festival por muchos años", ha añadido.

En una entrevista concedida el pasado verano, Power anunciaba su pretensión de que este festival tenga en 2010 una cita "gemela" en Sevilla, que definía como "la nueva Barcelona", para rentabilizar el fichaje de grupos anglosajones y su éxito entre el público español.

Se trataría, así, de un nuevo intento de exportar la exitosa y rentable imagen de marca del Festival Internacional de Benicàssim fuera de la Costa del Azahar, después del Saturday Night Fiber celebrado en Madrid en 2008 con algunos de los cabezas de cartel -Morrissey, My bloody Valentine o Mika- pero que no logró los resultados esperados ni ha tenido continuidad este año.

Vince Power, que ha sido promotor de algunos de los festivales más importantes del Reino Unido y quien en la entrevista aseguraba que había "comprado" el FIB Heineken a los hermanos José y Miguel Morán, señalaba además que la "gran ventaja" que ofrece Benicàssim es su climatología.

El pasado día 11, y con motivo de una visita al recinto junto al Ayuntamiento de Benicàssim para planificar mejoras en accesos e infraestructuras ante la edición de 2010, los hermanos Morán ya no acudieron a esta cita y fue José Corral quien acudió a ella en calidad de representante de Maraworld y director del festival.

La aventura empresarial de los hermanos Morán finaliza en el punto de mayor éxito comercial y mediático de un proyecto que nació a comienzos de los años 90 en la madrileña sala Maravillas y en colaboración con el creador del sello independiente Elefant, Luis Calvo, con el objetivo de promocionar por España a nuevos grupos españoles de la incipiente esfera "indie".

La gira Noise Pop derivó en un centro permanente de operaciones ubicado en Benicassim donde gracias a los encantos naturales y las facilidades de las autoridades se organizó en 1995 su primera edición.

A esa llamada respondieron unas 8.000 personas que pagaron 8.000 pesetas para disfrutar, durante el primer fin de semana de agosto, de grupos como La buena vida, Los Planetas, Los Flechazos, Supergrass, The Jesus and Mary Chain, Echobelly, Charlatans, Ride o Gene, lo que demuestra la clara apuesta del FIB por la música anglosajona y el pop-rock heredero de Beatles o The Smiths.

El éxito de la primera edición y la todavía nula oferta de festivales de este tipo en la geografía nacional hizo que el proyecto creciera en objetivos, y así, desde 1996, comenzaron a llegar grupos, cantantes y pinchadiscos que marcarían las pautas del sonido "independiente" y un negocio que ya traspasa fronteras.

Desde entonces han actuado algunos de los mejores nombres del panorama alternativo del pop-rock y la música electrónica del mundo, desde Bjork, Morrissey y Depeche Mode hasta Leonard Cohen y Lou Reed, pasando por Kraftwerk, Pet Shop Boys, Los Planetas, Oasis, Massive Attack, Nick Cave, Pixies, Brian Wilson, Enrique Morente, PJ Harvey, Blur, La Casa Azul, Beck, Franz Ferdinand o My bloody Valentine.

Más noticias en Política y Sociedad