Público
Público

La hija de un concejal socialista asesinado dice querer el final de ETA, pero "no a cambio de algo"

EFE

Sandra Carrasco, hija del militante socialista de Arrasate (Guipúzcoa) asesinado por ETA, Isaías Carrasco, ha dicho hoy desear "el fin de ETA", pero no que llegue "a cambio de algo", y ha pedido que, "si todo acaba", sea porque los terroristas "realmente quieran dejarlo porque saben que están derrotados".

Sandra Carrasco ha hecho esta afirmación durante el homenaje tributado a su padre por el PSE/EE en Arrasate con motivo del tercer aniversario de su muerte, y en el que también han participado la presidenta del Parlamento guipuzcoano, Rafaela Romero, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, y los directores de Atención a las Víctimas del Ministerio del Interior y del Gobierno Vasco, José Manuel Rodríguez Uribes y Marixabel Lasa, respectivamente.

Al acto, que ha consistido en una ofrenda floral en la calle Navas de Tolosa en la que fue asesinado Carrasco, también han asistido varios familiares del fallecido, así como otras víctimas del terrorismo y numerosos cargos públicos, alcaldes y concejales socialistas, como Jesús Eguiguren y el candidato a diputado general de Guipúzcoa por el PSE/EE, Miguel Buen, entre otros.

Durante el homenaje, Sandra Carrasco se ha preguntado si los miembros de la izquierda abertzale que ahora dicen "que van a pedir el fin de ETA y que van a condenar los atentados de aquí en adelante, pero no los de antes", han tomado "por tontos" a los ciudadanos.

"Es mentira que ahora se hayan vuelto buenos de un día para otro. No os creemos", ha espetado Sandra, quien ha recordado que "si han dado el paso que han dado" es porque les han obligado las Fuerzas de Seguridad del Estado, los jueces y "muchos ciudadanos".

"¿Se han olvidado de todo el dolor que han causado? ¿Acaso no se acuerdan de todas las personas que han asesinado y a toda la gente que ha vivido con escolta y todas las personas que han sido extorsionadas?", se ha interrogado.

La presidenta de las Juntas Generales (JJGG) de Guipúzcoa y amiga del fallecido, Rafaela Romero, ha tomado la palabra tras el discurso de Sandra Carrasco y ha afirmado que los demócratas se creerán que Sortu rechaza la violencia "si condena el asesinato de Isaías, respetando a su familia y pidiendo perdón por el dolor infligido cuando callaron ante su asesinato y le negaron el reconocimiento".

"Les creeremos si condenan todos los asesinatos. Les creeremos si enseñan a sus afiliados no solo a no hacer comportamientos contrarios a la ley de partidos, sino también a respetar, dignificar y honrar a las víctimas de ETA, familiares de asesinados y perseguidos por la banda terrorista", ha recalcado.

Tras opinar que a la izquierda abertzale aún le queda "mucho trabajo de pedagogía democrática" por hacer, ha asegurado que para "usar las vías democráticas" Sortu deberá antes "hacer un curso intensivo y exhaustivo sobre lo que eso significa".

Más noticias de Política y Sociedad