Público
Público

Hijo de Osama Bin Laden ofrece una entrevista a Rolling Stone

Reuters

Omar, el hijo de Osama Bin Laden, cree que el líder de Al Qaeda consiguió su objetivo de humillar a Estados Unidos, pero advirtió que su muerte podría desencadenar "ataques muy, muy terribles" de parte de milicianos, según dijo a la revista Rolling Stone.

En una confusa entrevista realizada parcialmente en un club de desnudistas en Damasco, Omar bin Laden dijo a la revista que el mandatario estadounidense, Barack Obama, está cometiendo un error al aumentar la presencia militar de su país en Afganistán.

"Es como agregar agua a la arena, como decimos en el mundo árabe (...) sólo hace más pesada a la arena", dijo Bin Laden según una cita de la entrevista que le hizo Rolling Stone, en su edición que saldrá a la venta el viernes.

"Si estuviera en su posición, lo primero que haría sería una tregua. Entonces durante seis meses o un año, no habría enfrentamientos, ni soldados. Afganistán nunca podrá ser ganada. No tiene nada que ver con mi padre. Se trata del pueblo afgano", declaró.

Omar Bin Laden alcanzó su propia fama en el 2007 cuando se casó con una mujer británica que casi le dobla en edad, a quién conoció supuestamente durante un viaje a las pirámides de Giza, Egipto.

A ambos se les negó acceso a Qatar, Egipto y el Reino Unido, mientras que España rechazó una solicitud de asilo.

Omar se describe como uno de los 11 hijos de Bin Laden y en el pasado ha descrito una bizarra niñez en campos yihadistas en Sudán y Afganistán entre endurecidos combatientes que probaban armas químicas en cachorros, entre otras cosas.

El dejó a su padre en Afganistán el 2001 varios meses antes de los ataques de 11 de septiembre contra Estados Unidos.

Rolling Stone dijo que Omar bin Laden se gana la vida como comerciante de chatarra en la ciudad saudí de Yeda.

En la entrevista, él se comparó con la estrella de cine Mel Gibson y dijo que soñaba con trabajar para Naciones Unidas y conocer a Obama y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Bin Laden dijo que su padre estaba feliz cuando los votantes estadounidenses eligieron a George W. Bush en el 2000, pronosticando que él sería la clase de presidente que Estados Unidos necesitaba, "uno que atacará y gastará dinero y haría quebrar el país".

Pese a la enorme cantidad de dinero y esfuerzo empleados en la cacería de su padre, que algunos analistas creen se oculta en las áreas tribales en la frontera de Afganistán y Pakistán, Omar bin Laden dijo que cree que Estados Unidos ha tenido la fortuna de que padre no haya sido asesinado.

"Va a ser peor cuando muera mi padre. El mundo va a ser muy, muy terrible entonces. Va a ser un desastre", dijo Bin Laden, agregando que su padre había evitado sugerencias más lunáticas de ataques hechas por sus seguidores.

"Mi padre tiene un objetivo religioso. El está controlado por las reglas de la yihad. El sólo mata si cree que es necesario", dijo su hijo.

Y aunque él no ha visto a su padre en casi una década, Omar dijo que no cree que Bin Laden necesite lanzar más ataques grandes.

"El no necesita hacerlo. En cuanto Estado Unidos fue a Afganistán, su plan funcionó. El ya ha ganado", declaró a la revista.

Más noticias de Política y Sociedad