Público
Público

Hollywood continúa produciendo mientras se dirime si habrá huelga del sector

EFE

Hollywood reaccionó con tranquilidad ante la incertidumbre de una posible huelga de actores y continúa produciendo a la espera del resultado de la reunión de hoy entre el gremio y los estudios sobre la última propuesta de convenio.

El Screen Actors Guild (SAG), sindicato mayoritario, se sentará de nuevo hoy en la mesa de negociaciones con las productoras, representadas por la Alliance of Motion Pictures and Television Producers (AMPTP), para responder a la oferta final hecha por la industria el pasado lunes, día en que expiró el anterior contrato.

Las expectativas de que se cierre el conflicto laboral tras este encuentro son, sin embargo, muy reducidas.

La dirección de SAG ya demostró su desencanto con la propuesta horas después de conocer el documento, calificado de "el último, mejor y definitivo" por AMPTP, si bien prefirió esperar a analizar con detalle su contenido antes de dar su veredicto.

La oferta se asemeja a la que aceptó el segundo sindicato de actores en número de afiliados, la American Federation of Television & Radio Artists (AFTRA), y que fue frontalmente rechazada por insuficiente por SAG.

SAG inició una campaña para evitar que los miembros de AFTRA ratifiquen ese trato en una votación.

La creencia general en Hollywood es que este sindicato tratará de ganar tiempo y prolongar sus conversaciones con AMPTP hasta el próximo 8 de julio, cuando se conocerá si los afiliados de AFTRA, muchos de ellos también miembros de SAG, están o no conformes con su nuevo convenio.

En caso negativo, SAG vería reforzadas sus posiciones y se sentiría con fuerzas para llamar a la huelga si fuese necesario, algo que en estos momentos no parece una opción realista.

SAG necesitaría el apoyo del 75 por ciento de sus afiliados para sacar adelante el plante laboral, un respaldo que se antoja difícil de alcanzar especialmente después del daño económico causado por la reciente huelga de guionistas, que dejó al sector con pocas ganas de protesta.

Con esa baza cuenta AMPTP, que hizo patente en más de una ocasión su hartazgo con SAG, al que acusó de no tener voluntad para llegar a un acuerdo mientras insistió en que su propuesta sí fue valida para los otros cuatro sindicatos.

Los estudios optaron por mantenerse firmes en el pulso laboral y respondieron a las amenazas de huelga con cifras.

Su oferta garantizaría un aumento de sueldo de 250 millones de dólares para el colectivo de actores en tres años, mientras que un parón en el sector supondría pérdidas a ritmo de 29 dólares por segundo y más de 2 millones al día, según recogió en su página web.

SAG se defendió alegando que la propuesta de AMPTP no cumple con sus expectativas respecto a los beneficios derivados de los nuevos formatos de difusión, ni dobla los réditos que reciben por la comercialización de DVD.

Al margen del plante de actores, otra opción que ha ido ganando enteros a medida que pasan los días sin un acuerdo sería un cierre patronal, un órdago de los estudios que, de salir mal, podría darle a SAG las razones que necesita ante los suyos para poner en marcha la huelga.

Mientras se encuentra una salida al conflicto laboral, Hollywood ha continuado funcionando a un ritmo mayor de lo esperado para una época de incertidumbre y los actores han seguido trabajando bajo las condiciones fijadas por el caducado convenio.

La grabación de series de máxima audiencia como "Prison Break", "24", "Heroes" o "90210", la nueva versión de "Berverly Hills 90210", mantuvo su plan de producción.

Más noticias de Política y Sociedad