Público
Público

Hombres y mujeres acuden a escuelas de seducción para aprender a conquistar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El arte de seducir ha entrado en los ámbitos académicos argentinos, y hombres y mujeres han vuelto a la escuela para aprender cómo lanzarse a la conquista sin temores ni prejuicios, asistiendo a talleres y seminarios especializados.

Uno de estos centros, "Seducción Secreta" presume de ser la primera escuela de seducción para hombres de América Latina.

"Les enseñamos comunicación corporal, cómo modular la voz, a ser optimistas, cambiar sus estados de ánimo y generar confianza para vencer sus miedos", explica a Efe Martín Albamonte, uno de los fundadores de "Seducción Secreta".

Para eso, los alumnos pueden asistir a un curso de una clase semanal durante cinco meses o a talleres intensivos de tres días, que duran 18 horas en total y se dictan en las instalaciones del instituto, situado en Buenos Aires.

Uno de los "deberes" que tienen que hacer estos alumnos es no perder ninguna oportunidad de conquista: "nosotros sugerimos que se acerquen a 150 o 200 mujeres por mes, les damos consejos sobre cómo relacionarse en distintas situaciones, ya sea en transportes públicos, en la calle, en un comercio o de auto a auto", dice Albamonte, quien puso en marcha la escuela hace dos años con su socio Iván Rodríguez Duch.

Sin embargo, para Paola Kullock, creadora de PK, una escuela de sexo y seducción destinada principalmente a mujeres, la mejora de la capacidad de seducción no tiene que ver estrictamente con la cantidad de conquistas, sino con satisfacer "la necesidad de cada una".

"Hace falta tener confianza en el propio atractivo. La mayoría de las mujeres manifiestan miedo a acercarse a otro, no saben qué decir y se preguntan cómo ser más seductoras", relata a Efe Kullock, quien asegura que sus clases de seducción son un verdadero "éxito".

"Es uno de los talleres que más convoca. En el último vinieron más de 40 personas y cada vez son más. Hay mucha necesidad de encontrarse con el otro", reflexiona la directora de esta escuela, que también cuenta con una asesora para cambiar la imagen de las alumnas si es necesario para aumentar su poder de seducción.

Kullock explicó que este taller se compone de una sola charla donde se ven "los puntos fuertes y débiles de cada una", pero luego las alumnas pueden asistir a otros talleres o seminarios que les permita acceder a "otras herramientas" para la hora de la conquista.

"A veces, con una sola clase alcanza porque hay gente que se da cuenta de que es seductora, aunque les sirve escuchar ciertos consejos, como que salgan de su casa, que no teman al rechazo y que sean personas interesantes para sí mismas", resume esta masajista, que se define como experta en juegos de seducción.

De esta manera, en esta escuela porteña se pueden aprender desde cómo seducir a otro hasta "masajes eróticos", clases de streap-tease y baile de caño.

Tanto Kullock, de 37 años, como Albamonte, de 27, aseguran además haberse formado en la materia antes de abrir sendas escuelas.

"Con Iván leímos mucho material sobre seducción. Varios de estos libros tratan sobre las experiencias de instituciones similares en Estados Unidos y países de Europa", señala Albamonte, quien planea instalar en los próximos meses una sucursal en la ciudad argentina de Córdoba y otra en Rosario.

De todas formas, el fundador de la escuela asegura que la lectura se conjugó con la propia experiencia para la puesta en marcha de esta institución, a cuyos cursos asisten hombres de entre 18 y 55 años con historias diversas.

"Algunos quieren conseguir una pareja estable y otros buscan estar con muchas mujeres. Nosotros no interferimos en lo que ellos desean, pero les recomendamos que sean honestos con las mujeres. No hay necesidad de mentir", manifestó el fundador de la escuela, cuyos cursos oscilan entre los 63 y los 130 dólares.

Y pese a que en la institución no "garantizan" resultados, Albamonte afirmó que buena parte de sus alumnos alcanzaron "grandes cambios": "algunos se casaron, otros están conviviendo en pareja y hasta varios perdieron la virginidad".