Público
Público

Hu Jintao viaja a EEUU para intentar fortalecer la cooperación bilateral

EFE

El presidente chino, Hu Jintao, viajó hoy a EEUU para intentar fortalecer la confianza mutua y sentar las bases para una mayor cooperación en la próxima década, con gestos previos como la firma de acuerdos por valor de más de 500 millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales chinas.

Contratos para la importación de algodón o porcelana, la aplicación de células solares de silicona cristalina y un principio de acuerdo sobre maquinaria y productos electrónicos cerrados ayer en Houston por la delegación de negocios que precede al máximo líder chino sientan buenos augurios, según la agencia oficial Xinhua.

"En seis pantallas a la vez se mostró en Times Square el vídeo de amistad en el que predominó el rojo con gente corriente y algunas figuras reconocidas mundialmente como el pianista Lang Lang, el jugador de baloncesto Yao Ming y el astronauta Yang Liwei", añade Xinhua.

Las inversiones estadounidenses en China superaron los 60.500 millones de dólares hasta 2010 mientras que las chinas en EEUU totalizaron 4.400 millones, con un gran potencial de crecimiento, dijo el viceministro chino de Comercio, Wang Chao.

El pragmatismo y el cambio de la mentalidad de la Guerra Fría, por cooperación en beneficio mutuo, respeto a la soberanía, integridad territorial e intereses respectivos, así como más puntos convergentes permitirán a China y EEUU colaborar en terrenos más amplios, dijo el propio Hu a la prensa estadounidense.

"Ambos países sacarán beneficios de unas relaciones bilaterales sanas y se verán perjudicados por enfrentamientos", dijo Hu en una entrevista por escrito a los periódicos Wall Street Journal y Washington Post.

El máximo líder chino también afirmó que la cooperación regional en Asia-Pacífico, la mejora de la gobernabilidad económica global y la promoción del desarrollo sostenible de la economía mundial benefician los intereses de ambos.

Esa cooperación puede extenderse a sectores nuevos como las energías renovables y limpias, infraestructuras, aviación o espacio.

Según Wu Baiyi, profesor en la Academia de Ciencias Sociales de China, no puede olvidarse que las relaciones China-EEUU se desarrollan el marco de la globalización.

Si en 2010, EEUU superó 2,6 veces a China en volumen económico total, la brecha se reducirá en los próximos años ya que el Producto Interno Bruto (PIB) de China para 2020 se calcula en 22 billones de dólares, aunque en lo tecnológico y militar, EEUU sigue con ventaja, dijo Wu.

Expertos de la Escuela de Estudios Internacionaldes de la Universidad del Pueblo de Pekín, destacaron que el equilibrio de poder experimentó cambios significativos desde la visita de Hu a EEUU en 2006, ya que China ya se convirtió en la segunda economía del mundo por delante de Japón.

En lo bilateral, Washington desea mayor acceso al mercado chino para lograr su objetivo de duplicar sus exportaciones en el próximo lustro, pero también le preocupa la modernización del Ejército de Liberación Popular de China (ELP) y reclama la apreciación del yuan.

Ambos países coinciden en la necesidad de reforma del sistema financiero internacional, lograr un acuerdo en cambio climático y luchar contra el crimen transnacional y la no proliferación nuclear, según fuentes oficiales chinas, pero divergen sobre la vía a la solución del conflicto nuclear norcoreano.

El volumen de intercambios comerciales alcanzó los 385.300 millones de dólares en 2010, un aumento anual del 30 por ciento con importaciones chinas de 102.040 millones de dólares, incremento aumento anual del 31,7 por ciento, que podría ser mayor si Pekín pudiera comprar la alta tecnología que Washington no le vende.

Más noticias de Política y Sociedad