Público
Público

Ifema firma la paz con los galeristas

Las galerías españolas imponen sus exigencias para la nueva edición de Arco

PEIO H. RIAÑO

La sangre no llegó al río. Cuando Arco abra sus puertas el próximo 17 de febrero, las casi 80 galerías españolas estarán allí. Ifema, con todo su consejo rector al frente, ha recogido cada una de las amenazas que lanzó por boca de su presidente, Luis Eduardo Cortés, hace semanas al asegurar que las galerías dejarían de decidir sobre los participantes en la feria. Pero desde la tarde de ayer, ya no habrá más injerencias en el diseño del futuro de Arco por parte de los gestores de Ifema y el único organismo que tendrá voto, además de voz, para seleccionar las galerías invitadas a la feria será el comité asesor, que sólo estará formado por los galeristas.

Sin embargo, en la reunión que arrancó en la mañana de ayer, el acuerdo entre ambas partes no fue nada fácil. Según cuentan fuentes del comité asesor, la firma se dilató horas para acertar con cada una de las palabras que comprometían el comunicado oficial, que cerraba la paz de Arco y abría las puertas del escepticismo. Al parecer esta frase fue la que más dolió admitir en Ifema: "Ifema encargará sólamente a los galeristas la responsabilidad del trabajo de selección de todas las galerías presentes en la feria". Ese "sólamente" supone la renuncia de la intervención del poder político en las propuestas creativas de la feria y restringe la capacidad de decisión que Cortés pretendía activar al colocar en ese comité a un representante de Caja Madrid, otro de la Cámara de Comercio, otro del Ayuntamiento y uno de Ifema, todos con voto. De momento, en 2010 no ocurrirá.

"Hemos conseguido algo que al principio ni teníamos", explicaba ayer José Martínez, de la galería Espacio Mínimo, uno de los involucrados en el comité asesor más activo en estos acuerdos. "El comité seguirá luchando para que respeten estos acuerdos", apuntaba uno de los galeristas que estuvieron en la asamblea celebrada el pasado lunes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Hay alegría, pero con precaución. "Sí, se ha conseguido que haya Arco, pero por la premura. Quizás Ifema haya aceptado porque estemos a un mes vista", explica el galerista miembro del comité asesor Ángel Samblancat que muestra su rabia porque ha perdido mucho tiempo desde hace cuatro meses con estas peleas, en vez de dedicárselo a "preparar hasta el último detalle del montaje".

Más noticias de Política y Sociedad