Público
Público

"Si la Iglesia hablase, sería el fin de Berlusconi"

Entrevista: Marco Politi. Periodista especializado en las relaciones entre iglesia y Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entre la pompa litúrgica y las intrigas del presidente italiano, Silvio Berlusconi, hay algo más que simple diplomacia. El periodista Marco Politi, ahora jubilado del diario La Repubblica, lo cuenta con el aplomo que da la experiencia. Politi, que este lunes estuvo en Barcelona, invitado por el Colegio de Periodistas de Catalunya, explica sin ambages lo que probablemente la Iglesia preferiría dejar en la trastienda.

¿Qué influencia tiene hoy en día el Vaticano en la política italiana?

Su influencia tiene que ver sobre todo con los temas éticos. Desde hace diez años, el Vaticano está saboteando algunas leyes civiles, como la ley del divorcio breve o la de parejas de hecho. En este sentido, la Iglesia italiana influye al Gobierno, no porque la Iglesia movilice muchos votos su influencia electoral es de un 5% o un 6%,sino porque, en un sistema de bipartidismo, la Iglesia puede hacer ganar a uno u a otro. El poder de lobby que tiene el Vaticano aún es muy fuerte.

Entonces, ¿la Iglesia es cómplice de la política de Silvio Berlusconi?

La Iglesia italiana como poder fáctico es un apoyo al berlusconismo. Si la Iglesia hablase claramente en contra de todas las cosas que no marchan en el sistema berlusconiano, sería el final de Silvio Berlusconi.

¿Cómo viven los católicos ese pacto entre la Iglesia y Berlusconi, teniendo en cuenta los escándalos sexuales y financierosde este último?

El católico italiano es como el italiano medio. Hay una parte de los católicos que piensa que Berlusconi está perseguido por la magistratura, y otra parte, cada vez más creciente, que está incómoda con Berlusconi, igual que muchos obispos.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se tiene que enfrentar la Iglesia hoy en día?

Hay un distanciamiento muy grande entre la jerarquía eclesiástica y los fieles; y eso debe afrontarse. Pero otra cuestión muy importante es que la Iglesia no puede continuar siendo una monarquía absoluta.

¿Cómo se ve en Italia el enfrentamiento entre la Conferencia Episcopal Española y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero?

La impresión que tenemos como italianos es que la jerarquía católica en España está siguiendo una línea fundamentalista que no da resultados. La sociedad española, tanto la que es de derechas como la que es de izquierdas, ha evolucionado. Esas manifestaciones parecen actos fundamentalmente inútiles, muy agresivos, pero inútiles. La jerarquía eclesiástica en Italia prefiere hacer operaciones funcionando como lobby, pero no hacer manifestaciones.

Más noticias en Política y Sociedad