Público
Público

De la Iglesia lleva "La chispa de la vida" a Nueva York, donde defiende internet

EFE

El director de cine español Álex de la Iglesia, que presenta su nueva película, "La chispa de la vida", en el festival de cine de Tribeca en Nueva York, dijo hoy a Efe que sus cintas "tienen más vida en el extranjero que en España", por lo que hay que "abrir mercados, a través, por ejemplo, de internet".

De la Iglesia mantuvo un coloquio en el Instituto Cervantes con los cineastas españoles Alberto Rodríguez y Martín Rosete, que concursan en Tribeca con sus películas, "Grupo 7" y el cortometraje "Voice Over" respectivamente, así como con el protagonista de "La chispa de la vida", el actor y humorista José Mota.

"Estar en Tribeca es un lujo y un éxito, porque es uno de los festivales de cine independiente más importantes del mundo. En él se presentan productos muy exclusivos, es muy difícil entrar, y que haya tres películas españolas es un buen ejemplo de que nuestro cine tiene un sitio", aseguró de la Iglesia en declaraciones a Efe.

"Demuestra que, pese a los recortes, seguimos en la brecha, luchando, y que nuestro producto funciona y es importante que nos lo digan otros, desde fuera, porque si lo dices tú, no te creen", añadió.

Además, el cineasta (Bilbao, 1965) apuntó que hay que "abrir mercados y no cerrarse en hacer un producto nacional, ya que una de nuestras deudas pendientes es la de la distribución".

En ese sentido, el expresidente de la Academia de cine española apuntó a internet como un modelo alternativo de comercialización, que hay que ver "como una oportunidad y no como un lugar de confrontación, ya que permite dar a conocer las películas con las mismas posibilidades que pueden tener las producciones de los grandes estudios".

"Deberíamos tener la misma urgencia en presentar las películas en internet que la que tenemos en proyectarlas en festivales como el de Tribeca, porque ese mercado va a llegar, va a ser una realidad y tenemos la oportunidad de ser nosotros, los cineastas que no somos Hollywood, los primeros en abrirlo ", precisó durante el coloquio.

Asimismo, de la Iglesia remarcó el interés que suscita el cine español en el resto del mundo, motivo por el que, según aseveró, "cada vez más hacemos las películas pensando en los mercados internacionales, en los que el cine puede contribuir a vender la marca España, reflejando cómo somos, nuestra cosmovisión, algo que Estados Unidos ha hecho muy bien con su industria".

Una internacionalización de la que, según De la Iglesia, es ejemplo el que hayan conseguido que el manchego Mota, protagonista de "La chispa de la vida" junto a Salma Hayek, aparezca en destacados periódicos estadounidenses con motivo de la presentación de la cinta.

"No me sorprende, se veía venir", bromeó durante el acto Mota (1965), quien explicó a Efe que interpretar un papel dramático era "un reto" que le apetecía afrontar.

El actor, popular por su faceta humorística, subrayó que "el cine debe emocionar, ya sea hacia la sonrisa o hacia la lágrima", y con este personaje, dijo, tuvo la oportunidad "de contar una historia emotiva y ser un altavoz para denunciar cosas como la crisis o el paro y lograr que nos escuchen".

Precisamente, la película refleja la historia de un hombre que se queda sin empleo y Mota recalcó que "la crisis agudiza el ingenio, ya que el mejor cine que he consumido fue el argentino de la época del corralito. Al menos, eso quiero creer, porque si no, nos ahorcamos todos".

Por su parte, Alberto Rodríguez y Martín Rosete compiten en Tribeca, en el que se proyectan 90 títulos, con "Grupo 7" y "Voice Over", en las categorías de mejor película narrativa y mejor cortometraje, respectivamente, cuyos ganadores se decidirán el día 26.

"La reacción ha sido muy buena, el público ha entrado muy bien y creo que la han entendido, porque, aunque hay localismos que no se entienden más arriba de Despeñaperros, cuenta una historia muy universal y ésa es la clave", aseguró Rodríguez sobre "Grupo 7".

Marta Quintín

Más noticias de Política y Sociedad