Público
Público

Imaginarium y Pocoyó apuestan por navegar en la Bolsa a pesar de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las posibilidades en cuanto a financiación y visibilidad internacional que ofrece el hecho de cotizar en Bolsa han sido suficientes para que Imaginarium y Zinkia, la productora de los dibujos animados Pocoyó, aterricen este año en el parqué, a pesar de la crisis y la volatilidad de los mercados.

Estas dos empresas, que se caracterizan por su vocación internacional, son las dos únicas que han apostado en 2009 por debutar en el mercado español de renta variable, después de que el anterior ejercicio fuera el peor año de la historia del principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35.

Imagimarium, especializada en juegos educativos, comenzará el martes próximo a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en el segmento para "Empresas de Expansión", donde hasta el momento sólo cotiza Zinkia, que se ha revalorizado un 10,4 % en su andadura bursátil, que comenzó hace cuatro meses y medio.

El MAB fue creado para intenta dar respuesta a valores que, por sus características, requieren un tratamiento singularizado, como las Sociedades de Inversión de Capital Variable SICAV o las empresas de mediana y pequeña capitalización.

Ambas empresas, que ya han triunfado en el mundo infantil, defienden que su presencia en Bolsa da más notoriedad a sus marcas y les permite esgrimir la "transparencia" financiera necesaria para estar presentes en el mercado de renta variable, donde esperan poder presumir de expansión y buenas cifras.

El MAB, en el que ya cotizan más de 3.000 SICAV, sirve, además, -según subrayó a EFE el presidente de Imaginarium, Félix Tena- para que las empresas "medianas" españolas puedan crecer internacionalmente y se reconozca su potencial de desarrollo.

Las acciones de Imaginarium saldrán al parqué a un precio comprendido entre 4,94 y 5,79 euros, si bien el precio definitivo se conocerá previsiblemente mañana y otorgará a la compañía una capitalización bursátil comprendida entre 69,95 y 81,98 millones de euros.

Después de la salida al parqué, cerca de un 30 por ciento de la empresa estará presente en la Bolsa, mientras que Tena se muestra seguro que de la oferta de salida -entre inversores institucionales- se cubrirá sin problemas.

Imaginarium -reconocida entre los mas pequeños por detalles como la "doble puerta" de sus tiendas Imaginarium, una para los adultos y otra más pequeña para los niños-, seguirá en los próximos ejercicios continuando con su expansión internacional, si bien no entrando en nuevos mercados, sino "consolidándose" en los que ya opera.

Esta vocación está en el "ADN de la compañía" -destacó Tena-, lo que ha permitido que además de en España, Imaginarium tenga tiendas en otros 27 países, lista que se aumentará con cautela en un futuro ya que, de hecho, ha recibido más de 500 solicitudes para abrir franquicias en zonas en las que no opera como Brasil, Nueva Zelanda o India.

Cuenta con 348 tiendas y más de 1.500 puntos de venta en otros formatos y prevé abrir 148 tiendas más en los próximos tres años.

Imaginarium desarrolla productos muy dirigidos a un publico muy determinado, como es la infancia, y que, independientemente del país en el que se vendan, "si un padre ve que son de calidad, los quiere para sus hijos", circunstancia "muy internacional", agregó Tena.

Sus productos buscan educar y ser "sensibles" con los niños y para ello cuanta con una plantilla que asciende a 734 trabajadores, de los que el 98 por ciento son mujeres y el 76 por ciento tienen contrato indefinido, mientras que la media de edad es de 29 años.

A pesar de que desde Imaginarium se defienda que "es casualidad", el hecho es que las dos únicas empresas que se han embarcado en esta aventura bursátil en 2009 son compañías que han triunfado en el mundo de los más pequeños y sus "símbolos" son reconocidos con alegría por el público infantil.

Además, en un momento de crisis económica la apuesta por la Bolsa puede ser una solución a la falta de alternativas de inversión y las limitaciones de la financiación bancaria.

Imaginarium, que nació en Zaragoza en 1992 siendo una pequeña tienda, espera que así sea y ahora sólo falta esperar para ver si logra conquistar a los inversores con su potencial del mismo modo que lo hizo con los niños gracias a sus juguetes.

Más noticias en Política y Sociedad