Público
Público

Imputados los antiguos responsables de la Feria de Abril catalana por desviar 2,3 millones

Un juez admite las denuncias presentadas contra la Federación de Entidades Andaluzas de Cataluña de la Fiscalía y de la Hermandad Rociera

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Entrada del recinto de la Feria de Abril en Barcelona. EFE

BARCELONA.- Un juez ha imputado al expresidente de la Federación de Entidades Andaluzas de Cataluña (FECAC) Francisco García Prieto y a otros miembros de la antigua cúpula por desviar supuestamente en su beneficio 1,7 millones de euros de ganancias de la Feria de Abril y 600.000 euros de subvenciones públicas.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 29 de Barcelona, Jordi Lluís de Prada, ha citado como imputado a García Prieto para el próximo 19 de mayo, mientras que los otros imputados, entre ellos dos de sus hijos, deberán comparecer los días 20 y 21 de mayo.

El juez ha acordado imputar a García Prieto y a la antigua cúpula de la FECAC a raíz de sendas denuncias de la Fiscalía y de la Hermandad Rociera Andaluza Virgen del Rocío La Esperanza, que le acusan de desviar en su beneficio importantes sumas de dinero a través de una gestión desleal.

En ambas denuncias, que ahora se han acumulado en un único procedimiento, se acusa a los imputados por los delitos de administración desleal, falsedad documental, disposición fraudulenta de bienes, apropiación indebida y delito contra la Hacienda Pública.

La Fiscalía denunció en enero pasado a Francisco García Prieto y a otros miembros de su cúpula por desviar en su beneficio 1,7 millones de euros de ganancias de la Feria de Abril y más de 600.000 euros de subvenciones públicas. En su denuncia, el fiscal acusa al expresidente de la FECAC, a dos de sus hijos, al exvicepresidente Juan Miguel Terrino y a otros cuatro antiguos miembros de la cúpula de la entidad y a proveedores habituales de la organización.

La denuncia fiscal contra la FECAC, organizadora de la Feria de Abril de Barcelona y de otros eventos relacionados con la cultura andaluza, fue presentada ante las sospechas de irregularidades en la contabilidad de la asociación cuando era presidida por García Prieto, que dejó el cargo en 2013.

La Fiscalía cree que la antigua cúpula de la FECAC logró desviar en su beneficio las subvenciones que recibía de las administraciones para la organización de eventos culturales y sociales, mediante la confección de facturas falsas o infladas para justificar el destino del dinero público, entre los años 2008 a 2013.

Presentación del cartel de la Feria de Abril en Catalunya, de 2014. EFE

El ministerio público cifra en más de 600.000 euros las ayudas que pudieron ser desviadas mediante la facturación mendaz, procedentes de la Generalitat, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Barcelona y el de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), así como la Diputación de Barcelona y de la Obra Social La Caixa, principalmente destinadas a la organización de la Feria de Abril.

La Fiscalía acusa también a García Prieto de concertarse con sus hijos para apoderarse de 429.691 euros que correspondían a la entidad en concepto de los descuentos que ésta había concertado con la empresa DAMM como proveedora exclusiva de las bebidas de la Feria de Abril entre 2008 y 2011.

Además, sostiene el ministerio público, entre los años 2008 y 2013 Francisco García Prieto se apoderó de 1,2 millones de euros procedentes de los ingresos obtenidos por la venta de bebidas en la Feria de Abril de Cataluña, importe que "no fue ingresado por el acusado en las cuentas bancarias de la FECAC".

La denuncia también acusa a García Prieto de haberse abonado 7.852 euros de las cuentas de la FECAC en concepto de una sustracción ocurrida en la Feria de Abril de 2011, pese a que según el fiscal "esa cantidad no resulta acreditada que hubiera sido sustraída con motivo de un robo con violencia e intimidación" en el Almacén Regulador de la Feria, ni que esa cantidad perteneciera al entonces presidente de la entidad.

Por su parte, la Audiencia de Barcelona ordenó el pasado 11 de marzo al juzgado de instrucción número 15 de Barcelona que reabriera la querella de la Hermandad Rociera contra quince integrantes de la antigua cúpula de la FECAC, además de contra García Prieto, a los que acusó de defraudar 1,3 millones de euros a través de una gestión desleal.

El titular del juzgado de instrucción número 29 de Barcelona, al que por reparto recayó el escrito de la Fiscalía, ha acordado acumular ambas denuncias en un único procedimiento. 

Más noticias en Política y Sociedad