Público
Público

Un incendio en la subestación Fecsa de Badalona deja 70.000 abonados sin luz

EFE

Un incendio que se ha declarado esta pasada noche en una galería de servicio de la subestación eléctrica de Badalona de Fecsa-Endesa ha dejado sin luz en un primer momento a unos 70.000 abonados de Badalona, Sant Adriá y Barcelona, de los que quedan a estas horas unos 10.000, han indicado fuentes de Fecsa.

Los Bomberos de la Generalitat trabajan en la subestación desde las 00:33 horas de hoy en un incendio que ha afectado parcialmente a las instalaciones, situadas en la avenida Eduard Maristany, número 58, de Sant Adriá del Besòs, justo al lado de la central térmica que también se ubica en este municipio.

Fuentes de Fecsa-Endesa han informado hoy de que el incendio se ha concentrado en una galería de servicios de la subestación, por la que se gestionan servicios de alta y media tensión eléctrica, y que el fuego no ha causado daños personales.

Debido al incendio y de acuerdo con un protocolo de actuación que Fecsa-Endesa tiene con los bomberos, se ha procedido a desconectar una gran parte de la corriente eléctrica de la subestación para que los bomberos pudieran trabajar en la extinción sin riesgos.

En un primer momento, han sido unos 70.000 los abonados afectados por este incendio de los municipios de Badalona, Sant Adriá del Besos y de varios barrios de Barcelona, si bien hacia las 07:45 horas los abonados sin luz se han reducido a unos 10.000, que se concentran básicamente en la zona más próxima a la subestación en Badalona.

Para solventar la falta de suministro eléctrico, la compañía ha desplazado a Badalona 17 grupos electrógenos que darán luz preferentemente a ambulatorios, si bien el hospital Germans Trias y Pujol, Can Ruti, no se ha visto afectado por este suceso, han precisado las mismas fuentes.

Los Bomberos de la Generalitat han desplazado al lugar 15 dotaciones, a las que dan apoyo otros vehículos de los Bomberos de Barcelona, y que han conseguido controlar el fuego hacia las 01:52 horas de hoy.

A partir de ese momento, los bomberos han trabajado para sofocar totalmente las llamas y en estos momentos las tareas se centran en enfriar los últimos puntos calientes del incendio y en ventilar las instalaciones afectadas.

Más noticias de Política y Sociedad