Público
Público

India y Pakistán se comprometen a "salvaguardar" el alto el fuego en Cachemira

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores paquistaní, Shah Mehmud Qureshi, y su homólogo indio, Pranab Mukherjee, se comprometieron hoy a "salvaguardar" el alto el fuego en la disputada frontera de Cachemira, que en las últimas semanas ha vuelto a ser escenario de incidentes armados.

Reunidos en la cuarta ronda del diálogo que los dos rivales del sur de Asia iniciaron en 2004, los ministros "reafirmaron la importancia" del alto el fuego suscrito el año anterior en la Línea de Control que separa los dos lados de Cachemira y su "compromiso de salvaguardarlo", según una declaración conjunta.

En rueda de prensa, Qureshi destacó que "la situación en ambas partes de la Línea de Control ha mejorado muchísimo", pese a que la India ha manifestado su protesta por los últimos incidentes.

El pasado lunes, un soldado indio murió por disparos desde el lado paquistaní, aunque el Ejército indio no confirmó si los agresores fueron soldados paquistaníes o insurgentes cachemires.

Apenas una semana antes, el Ejército indio había acusado al paquistaní de violar por primera vez el alto el fuego con disparos de sus tropas sobre posiciones indias.

"Las dos partes han cooperado y vamos a seguir haciéndolo. Nos interesa mantener el alto el fuego y conseguir el cese de la violencia", aseguró el titular paquistaní.

Según el comunicado, los ministros "intercambiaron perspectivas en torno al conflicto de Cachemira y acordaron continuar con las discusiones para consolidar los puntos de encuentro y reducir las divergencias".

Qureshi puntualizó que su Gobierno está "abierto a ideas" pero quiere "que el conflicto de Cachemira se resuelva de acuerdo con las resoluciones de la ONU y según los deseos de los cachemires".

Cachemira ha sido escenario de dos guerras entre la India y Pakistán, que se disputan el territorio desde la independencia y partición de ambos países, en 1947.

Por la denominada Línea de Control transitan constantemente insurgentes que, según la India, apoyan a los grupos secesionistas armados en su parte del territorio, poblada por una mayoría musulmana.

Mukherjee se había reunido con el anterior ministro de Exteriores paquistaní en febrero de 2007 en Nueva Delhi, pero las distintas consultas que se abrieron entonces quedaron interrumpidas en verano a causa de la crisis que padecía Pakistán.

Este año, la ronda llegaba en un momento complicado también para el nuevo Ejecutivo paquistaní, que la semana pasada se vio inmerso en su primera crisis tras la dimisión de los ministros de la Liga Musulmana-N de Nawaz Sharif.

El ministro indio, que entre ayer y hoy se ha entrevistado con los principales líderes políticos del país, explicó en la rueda de prensa que el principal propósito de su visita era "establecer contactos con el nuevo Gobierno".

"Encontré un gran deseo de ir hacia delante", aseguró Mukherjee, para añadir que "unas buenas relaciones bilaterales son el camino para garantizar que tanto Pakistán como la India alcancen la paz".

"Me voy con una sensación de satisfacción", abundó el diplomático indio, aunque matizó que aún existen cuestiones en la que se debe recorrer un largo camino.

"Queremos que estas dos grandes culturas de Asia meridional provean paz y estabilidad no sólo a la región, sino a toda la comunidad internacional", subrayó.

Fruto de las negociaciones de esta cuarta ronda ha sido la firma hoy de un acuerdo de acceso consular a los prisioneros -pescadores interceptados en aguas en disputa o personas que cruzan inadvertidamente la frontera- para que una rápida identificación permita liberarlos antes. Ayer, Pakistán anunció que liberaba a 99 de ellos.

En el comunicado, los dos ministros reafirmaron su compromiso de cooperación en la lucha contra el terrorismo "en todas su formas".

También se comprometieron a potenciar las relaciones económicas y comerciales, a aumentar las comunicaciones por autobús y tren entre los dos países y a cooperar para erradicar el tráfico de drogas.

La quinta ronda de diálogo tendrá lugar en Nueva Delhi el próximo mes de julio, según acordaron.

Más noticias en Política y Sociedad