Público
Público

Indicar altas dosis de analgésicos eleva el riesgo de sobredosis

Reuters

Por Genevra Pittman

Los pacientes a los que seles indica tomar altas dosis de analgésicos poderosos son máspropensos a morir por una sobredosis accidental, señaló unnuevo estudio.

Esto se suma al debate en la comunidad médica sobre cómoequilibrar las necesidades de los pacientes con dolor grave yel abuso o mal uso de opioides, como Oxycontin y Vicodin.

"Hubo muchas idas y vueltas en cuál es ese equilibrio:¿estamos siendo demasiados conservadores y estamos subtratandoel dolor ... o estamos exagerando en el uso de los opioides yestamos poniendo a la gente en riesgo?", dijo la doctora AmyBohnert, psiquiatra de la Escuela de Medicina de University ofMichigan, Ann Arbor, y autora principal de un nuevo estudio.

En Estados Unidos creció la cantidad de gente que abusa deestos fármacos o que sufre de una sobredosis. Cada año seescriben 200 millones de recetas para usar opioides.

Aun así, el equipo de Bohnert aclara que el riesgo de morirpor sobredosis accidental es de menos del 0,5 por ciento.

Los autores analizaron datos de pacientes de laAdministración de Salud para Veteranos tratados entre el 2004 yel 2008. En ese período, se registraron 750 muertes porsobredosis accidental con opioides entre 1,8 millones depersonas tratadas con esos fármacos. Es decir, cuatro por cada10.000 pacientes con una receta.

El equipo halló que los pacientes a los que se les habíaindicado las dosis más altas eran más propensos a sufrir de unasobredosis accidental. Por ejemplo, los pacientes con dolorcrónico o agudo tratados con 100 mg o más por día de algúnopioide eran entre seis y ocho veces más propensos a sufrir deuna sobredosis que aquellos tratados con 1-20 mg/día.

Además, los usuarios de analgésicos que accidentalmentesufrían de una sobredosis eran más propensos a tener problemasde abuso de sustancias o de salud mental, según publica Journalof the American Medical Association (JAMA).

Para el equipo, este patrón tendría dos explicacionesposibles. El primero es que las personas tratadas con altasdosis de opioides tienen más oportunidades de exageraraccidentalmente la dosis durante el tratamiento. La otra es quealgunos pacientes con dolor crónico utilizan malintencionalmente sus fármacos.

Médicos, pacientes y familiares "pueden decidir juntos elmejor tratamiento para cada tipo de paciente", opinó la autora.Luego, (los médicos) pueden "buscar un equilibrio entre eltratamiento del dolor y el riesgo de sobredosis según cadacaso", agregó.

El equipo de la doctora Nora Volkow, directora de NationalInstitute on Drug Abuse, publica también en JAMA que muchospacientes tratados con opioides reciben varias recetas al mismotiempo de sus médicos o dentistas.

Junto con un mejor diálogo médico-paciente sobre losriesgos del uso de los analgésicos, Volkow dijo que debenexistir mejores controles para que los médicos puedan detectarqué pacientes abusan de los medicamentos y los reciben devarios médicos a la vez.

Pero resolver el problema de la sobredosis con opioides noes tan sencillo como tratar de reducir el consumo de cocaína,aseguró Volkow. "Estamos hablando del abuso de una sustanciaque tiene fines terapéuticos únicos y que puede salvar la vida-dijo a Reuters Health-. No podemos deshacernos de losanalgésicos."

FUENTE: Journal of the American Medical Association,online 5 de abril del 2011.

Más noticias de Política y Sociedad