Público
Público

La "indimanía" llega a Cannes

EFE

Cuando faltan menos de 48 horas para el estreno mundial, este domingo en Cannes, de la cuarta entrega de las aventuras de Indiana Jones, la "Indimanía" se ha apoderado de las calles de esta pequeña localidad francesa.

El actor Harrison Ford y el resto del equipo ya están en Cannes y su presencia, en especial la del intérprete del más famoso arqueólogo y aventurero de la gran pantalla, ha comenzado a provocar la caza de la foto o del autógrafo.

A primera hora de la tarde un centenar de personas se encontraban en el paseo marítimo de Cannes, la famosa Croisette, frente a uno de los hoteles de lujo que se elevan a lo largo de la calle y frente al mar de la Costa Azul.

Mirando hacia arriba y gritando en los más diversos idiomas, sólo se entendían dos palabras: !Harrison¡ e !Indi¡, suficientes para ir atrayendo la atención de más curiosos y de decenas de fotógrafos que aparecieron en cuestión de segundos como si salieran de debajo de la arena de la playa.

Arriba, en el último piso del hotel, en una terraza, se podía ver un set de televisión montado.

Y cuando ya todos creíamos que la aglomeración y los gritos se debían a nada, apareció.

Con camiseta gris y mirando a los allí congregados, lo cierto es que el actor, de 66 años, no hizo ningún gesto a sus seguidores.

Horas antes otros tantos fans pudieron verle un poco más de cerca en otro set montado en la playa junto a su novia, Calista Flockhart, y al resto del equipo de la película -aunque nadie pudo ver a Steven Spielberg- para hacer una serie de entrevistas con televisiones.

Y el hotel en el que está instalada la productora de la película se ha rodeado de un enorme decorado de cartón piedra que tapa su elegante fachada con los carteles promocionales de la película.

Más noticias de Política y Sociedad