Público
Público

Inditex ganó el pasado año un 25% más que 2006 y lanza una nueva cadena complementos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal grupo textil español Inditex ganó 1.250 millones de euros en 2007, un 25% más que en el ejercicio anterior, y anunció que este año abrirá entre 20 y 30 tiendas de una nueva cadena de la compañía especializada en accesorios, calzado y complementos de moda bajo el nombre de Uterqüe.

El consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, declaró hoy que la tendencia en las ventas en España es similar a la del año anterior y que de momento no se ha detectado "nada significativamente diferente en los hábitos de consumo de los españoles".

A pesar de la evolución negativa de las acciones de la compañía en la Bolsa, Isla dijo que tiene un claro potencial de revalorización y que el mercado hay que analizarlo siempre a medio y largo plazo.

Añadió que desde la salida al mercado de los títulos de Inditex en 2001 la evolución es "bastante favorable".

La inversión de Inditex en 2007 ascendió a 942 millones de euros, un 6 por ciento más que en 2006 (887 millones) al cierre del ejercicio fiscal, que va desde el 1 de febrero del 2007 al 31 de enero de 2008.

Los ingresos del pasado año fueron de 9.435 millones de euros, el 15 por ciento más que en 2006, y se generaron 10.277 nuevos empleos, con lo que la plantilla a final de año se eleva a 79.517 personas.

Las ventas internacionales supusieron un 62,5 por ciento del total, frente a 60,4% de 2006, y el formato de Zara obtuvo el 72 por ciento de sus ingresos procedente del mercado exterior, así como Bershka y Massimo Dutti, que alcanzan casi el 50 por ciento.

El 42 por ciento de los ingresos del grupo textil correspondieron a Europa, el 37 por ciento a España, el 11 por ciento a América y el 9,5 por ciento a Asia.

Los principales mercados para el grupo textil durante los próximos años van a ser Asia y Europa, sobre todo Francia e Italia, además de los países del este de Europa y Rusia, donde está prevista este año la apertura de 80 tiendas.

Otra de las áreas prioritarias es Asia-Pacífico, donde la superficie comercial aumenta el doble que en el resto del mundo, con China, Japón y Corea del Sur como países prioritarios.

De las 560 tiendas abiertas el pasado año, 186 correspondieron a Zara, 52 a Pull&Bear, 27 a Massimo Dutti, 77 a Bershka, el mismo número a Stradivarius, 89 de Oysho y 52 a Zara Home, con lo que grupo alcanza las 3.691 tiendas, con una superficie de ventas total de 1,9 millones de metros cuadrados, el 16 por ciento más que en 2006.

El nuevo formato de negocio, de nombre Uterqüe (que significa ambos en latín), está previsto que se destine inicialmente a la mujer, aunque no se descarta que en un futuro venda artículos para hombre.

Las primeras ciudades que contarán con esta nueva oferta de Inditex son Madrid, Barcelona y La Coruña (noroeste). También se abrirán tiendas en otras ciudades españolas hasta alcanzar 20 ó 30, y sólo 4 ó 5 estarán este año en el mercado europeo, previsiblemente en Portugal y Grecia.

Entre 2008 y 2010 se espera que se incremente la superficie de ventas, con una media de crecimiento en torno al 15 por ciento anual.

Isla destacó el interés del grupo por mejorar la logística y subrayó que se destinaron 500 millones de euros entre 2006 y 2008 para su desarrollo, y señaló que está en proyecto la construcción de una nueva plataforma en Asia, aunque no se precisó en qué país.