Público
Público

Industria anuncia un plan para la adquisición de vehículos ecológicos

EFE

El nuevo plan de renovación de vehículos anunciado hoy por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, tendrá una vigencia de dos años, según anunció en comparecencia parlamentaria.

En su discurso ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados, el ministro concretó también que los beneficios del plan se circunscribirán al cambio, para su achatarramiento, de vehículos de más de quince año de antigüedad, que representan un 22% del parque actual.

Este plan, identificado con las siglas VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico) tiene previsto ponerse en marcha en 45 días.

Las ayudas, pendientes de concreción, se dirigirán a la adquisición de vehículos catalogados como emisores de menos de 120 gr/km de dióxido de carbono (CO2), que ya tienen impuesto de matriculación cero.

Fuentes del sector señalaron a EFE que existe la posibilidad que las ayudas financieras del futuro plan estén ligadas a las líneas de créditos blandos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El ministro enumeró los impactos económicos y sociales que el Gobierno ha tenido en cuenta para la puesta en marcha de esta iniciativa.

En primer lugar aludió al contexto de debilitamiento de la demanda interna, afirmando que "favorecerá -dijo Sebastián- el mantenimiento de la actividad, tanto por el impacto directo en la demanda de coches nuevos, como por ayudar a evitar un indeseable deterioro en las expectativas de los agentes que operan en este sector".

Como segundo factor, calificado por Sebastián como "objetivo central", figura contribuir al rejuvenecimiento del parque automovilístico, en confluencia con la protección medioambiental.

La última de las motivaciones gubernamentales se refiere "a la reducción de la edad media del parque automovilístico, que contribuirá a mejorar los resultados en la lucha del Gobierno para reducir la siniestralidad vial", sentenció Sebastián.

Hasta el pasado mes de abril, los vehículos matriculados con emisiones de menos de 120 gr/km de CO2 sumaron 88.448 unidades, una cifra que representa el 17,8% de la cuota de mercado y un crecimiento del 32% en relación al primer tercio del año pasado.

En este momento, el mercado español del automóvil cuenta con una oferta de 3.775 modelos y versiones, de los que 232 emiten menos de 120 gr/km de CO2; 1.156 entre 121 y 160 gramos, con Impuesto de Matriculación del 4,75%; entre 161 y 200, hay 955 modelos sometidos un gravamen del 9,75%; y el resto, de más de 200 gramos, están penalizados con el 14,75%.

El tope de emisiones de CO2 de 120 gr/km es el límite que impondrá la UE en el año 2012, aunque previamente hay que cumplir con los 140 gramos que se ha impuesto en 2010.

El Plan Prever concluyó su vigencia el 31 de diciembre de 2007, aunque en su último año ya operó con algunas limitaciones respecto al plan original, puesto en marcha en 1997.

Según las asociaciones automovilísticas, el Plan Prever ayudó a retirar en sus diez años de existencia 3,3 millones de vehículos viejos, que han supuesto un ahorro en emisiones a la atmósfera de 4,2 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

El Prever modificado en 2007 estipulaba una bonificación de 480 euros sobre el Impuesto de Matriculación por la entrega de un turismo o todoterreno con más de diez años, así como de vehículos comerciales de hasta 3,5 toneladas de peso.

Más noticias de Política y Sociedad