Público
Público

Industria regula la TDT de pago

Presentado el borrador del real decreto que pondrá en marcha la nueva modalidad de televisión tras el verano

ANTONIO GONZÁLEZ

La forma de consumir televisión cambiará de forma radical en España en los próximos meses, y la implantación de la televisión digital (TDT) de pago será parte esencial de este proceso. El Gobierno materializó ayer finalmente su propósito de regular esta nueva modalidad de TDT mediante la presentación del borrador del real decreto que hará posible la oferta de contenidos de pago por parte de las sociedades concesionarias de canales de ámbito estatal.

La futura norma establece en el primero de sus dos artículos que los operadores de TDT de ámbito estatal 'podrán explotar total o parcialmente, en la modalidad de pago mediante acceso condicional, uno de los canales digitales de los que son titulares siempre que su concesión permita la explotación de más de un canal'. De hecho, la limitación a un canal de pago por concesionario persigue el propósito de que 'en general la oferta de televisión por ondas terrestres sea en abierto'.

Por otro lado, el artículo 2 establece que los sistemas que se empleen para hacer posible el acceso a la televisión de pago 'deberán ser abiertos' con el fin de garantizar la competencia.

El documento fue presentado ayer de forma inesperada a los integrantes del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI) por Francisco Ros, el secretario de Estado responsable de este área del Ministerio de Industria.

Según indicaron ayer a este diario fuentes de los asistentes al encuentro, la futura norma estará sujeta hasta el próximo 30 de junio a un periodo de alegaciones por parte de los interesados. Después el futuro real decreto tendrá que pasar por el Consejo de Estado antes de llegar al Consejo de Ministros para su aprobación, previsiblemente, en una de las reuniones del Ejecutivo del mes de julio. De esa forma, la TDT de pago podría ser una realidad para los telespectadores tras el verano.

Tal como señala el borrador del real decreto, la modalidad de pago 'impulsará de forma decisiva la implantación definitiva de la TDT' al incentivar a la audiencia a acceder a los contenidos disponibles mediante esta vía. Además, teniendo en cuenta que tras el apagón digital los ciudadanos recibirán más de 30 canales de televisión, los autores de la norma entienden que 'la prestación del servicio en estas nuevas circunstancias de competencia hace aconsejable abrir el abanico de modelos de explotación de los concesionarios'. Además, el acceso condicional a la oferta de pago permitirá a los ciudadanos 'adquirir específicamente aquellos contenidos en los que estén interesados'.

Sin embargo, la reunión del CATSI, órgano en el que figuran las televisiones, los operadores de telecomunicaciones y los consumidores, entre otros, no estuvo exenta de polémica, ya que el real decreto no gustó a todos.

En concreto, los operadores que ya ofrecen televisión de pago, como Sogecable, del grupo Prisa, ONO o Telefónica (Imagenio) se mostraron contrarios a esta modalidad al no estar incluida en los pliegos de los concursos de televisión, un requisito que para el Gobierno, sin embargo, 'no tiene carácter esencial'. El que llegó más lejos fue Prisa, que anunció que recurrirá a los tribunales 'cualquier medida reglamentaria como la anunciada' al considerar que 'conculca la legalidad'.

Más noticias