Público
Público

Informes internos de EEUU desvelan el lujo y la corrupción del hijo de Obiang

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, en un informe de 2007, muestra el convencimiento del Gobierno norteamericano de que el lujoso patrimonio de Teodoro Obiang Nguema, hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, procede de la "extorsión y el robo de fondos públicos".

Según informa hoy en su edición digital "The New York Times", que ha tenido acceso al documento, el hijo del presidente Teodoro Obiang, que ocupa la cartera de Agricultura y Bosques, impuso una "tasa revolucionaria" sobre la madera, aunque la recaudación no va al Tesoro Público del país, sino directamente a sus bolsillos.

El informe, cuya autenticidad el Departamento de Justicia de EEUU no ha querido desmentir ni confirmar, desvela transferencias a Estados Unidos por importe de 73 millones de dólares, mediante sociedades pantalla y cuentas en bancos de paraísos fiscales para lavar el dinero y comprar una lujosa mansión en Malibú (California).

El hijo de Obiang, conocido popularmente en su país como "Teodorín" y considerado en algunos momentos como el sucesor de su padre, transfirió fondos entre abril de 2005 y abril de 2006 desde un banco de Guinea Ecuatorial, a través del banco central de Francia, a cuentas de Wachovia, Bank of America y UBS.

Entre las operaciones identificadas menciona la compra de un jet privado de lujo Gulfstream V mediante la transferencia en seis semanas de 33,7 millones de dólares.

El Departamento de Justicia de EEUU, que atribuye el enriquecimiento de Teodoro Obiang Nguema hijo a las prácticas corruptas, considera que además ha obtenido fondos mediante sobornos y extorsiones de la compañías petroleras que operan en el país en concepto de porcentajes sobre sus contratos.

El hijo de Obiang Nguema, famoso por la ostentación de su lujosa flota de vehículos y con un sueldo ministerial que según la organización no gubernamental Global Witness no supera los 5.000 dólares mensuales, posee también propiedades en enclaves privilegiados de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), según esta ONG.

Las compañías petroleras ExxonMobil y Marathon, que operan en el país, actualmente el tercer productor de crudo de África, aseguran que cumplen con las leyes mientras que la tercera operadora Hess, eludió atender al diario.

Por su parte, la oficina de Inmigración y Aduanas, dependiente del Departamento de Seguridad Interior, en un informe afirma que Teodoro Obiang Nguema hijo "viaja con frecuencia a Estados Unidos con un millón de dólares en dinero en efectivo", que no declara, delito que se castiga con hasta cinco años de cárcel.

Sin embargo, el hijo del mandatario guineano emplea en sus frecuentes visitas al país un pasaporte diplomático, aunque rara vez se ocupe de asuntos diplomáticos, agrega.

La citada agencia estadounidense, que tampoco ha querido desmentir o confirmar la autenticidad de ese documento, señala que su objetivo es impedir que Teodoro Obiang Nguema encuentre un "santuario" en Estados Unidos e "identificar, localizar, congelar y recuperar los fondos en Estados Unidos obtenidos ilícitamente mediante la cleptocracia de Teodoro Obiang y sus socios".

El diario neoyorquino denuncia la facilidad con la que el hijo del mandatario estadounidense obtiene visados de entrada en Estados Unidos pese a las leyes federales de 2004 que prohíben su obtención para funcionarios corruptos extranjeros y sus familiares.

El ministro de Agricultura y Bosques de Guinea Ecuatorial declinó ser entrevistado por el rotativo a través de la firma de Relaciones Públicas norteamericana Qorvis Communications que trabaja para el Gobierno de Malabo en el país.

Otro de los hijos del presidente de Guinea Ecuatorial, Gabriel Mbega Obiang Lima, viceministro de Minas, Industria y Energía, aseguró que su Gobierno lucha contra la corrupción y cita la adhesión de Malabo a la Iniciativa Transparencia de las Industrias Extractivas.

Sin embargo, un informe interno de 2009 de esa organización sostiene que esa organización "está particularmente preocupada por el ritmo de progreso" en Guinea Ecuatorial, que tres años después de su adhesión no ha facilitado ningún informe sobre sus ingresos.

Más noticias en Política y Sociedad