Público
Público

La Ingobernable sigue en pie, ¿y ahora qué?

El centro social anuncia nuevas movilizaciones para defender el espacio, mientras que el Ayuntamiento de Madrid acudirá a los tribunales para forzar el desalojo. "En un Estado de Derecho hay que cumplir la ley", afirman desde el Consistorio. 

Dos jóvenes cuelgan una pancarta en la puerta de La Ingobernable.- EUROPA PRESS

ALEJANDRO TORRÚS

La Ingobernable, el centro social autogestionado que okupa un edificio municipal en Madrid muy cerca del Paseo del Prado, sigue en pie. Este miércoles ha concluido el plazo para el desalojo voluntario y el centro social sigue instalado en el edificio. De hecho, este mismo miércoles La Ingobernable ha vuelto a abrir sus puertas tras una jornada en la que cientos de personas acudieron tanto el martes por la noche como el miércoles por la mañana para impedir un desalojo forzado por parte del Ayuntamiento de Madrid. No obstante, no será la única movilización ya que La Ingobernable ya ha anunciado que continuará convocando protestas para convencer al Consistorio de que el proyecto "es necesario" y tiene el respaldo de la ciudadanía. 

El Consistorio, por su parte, ha anunciado a Público que acudirá a los tribunales para conseguir que sea un juez el que ordene el desalojo inmediato del inmueble por parte de La Ingobernable. "No podemos desalojar nada si no hay una orden. Hoy se acabó el plazo por la vía administrativa, así que acudiremos a los tribunales. En un Estado de Derecho hay que cumplir la ley", han indicado fuentes de la Concejalía de Seguridad a Público

Estas fuentes, no obstante, han descartado acudir a la vía penal y han anunciado, sin más concreción, que se tratará de un procedimiento por la vía "civil". Fuentes jurídicas contactadas por este medio han señalado que la única vía posible para el Ayuntamiento de Madrid, una vez descartada la penal, es acudir a los tribunales de lo contencioso-administrativo. "Se trata de la única vía civil a la que puede acudir una administración, como es el Ayuntamiento de Madrid", han especificado. 

Desde el Consistorio de Madrid, no obstante, también han descartado poner plazos o fechas para un futuro desalojo. "Los plazos dependerán de la Justicia", han precisado desde el Ayuntamiento, en manos de PP y Cs desde las pasadas elecciones municipales de mayo de 2019. El alcalde de la capital, Martínez Almeida, ha asegurado que el Consistorio aplicará "la ley, solo la ley y toda la fuerza de la ley para desalojar"

Las fuentes jurídicas cercanas a La Ingobernable, contactadas por Público, también ha señalado que actualmente hay un recurso admitido a trámite en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra el desalojo de La Ingobernable, al que la Justicia también tendrá que dar una respuesta. El conflicto entre la administración y el centro social autogestionado queda, por lo tanto, encallado a la espera de las decisiones judiciales.

La Ingobernable: normalidad y nuevas movilizaciones

Desde La Ingobernable han celebrado la permanencia conseguida este miércoles como una victoria incontestable de los movimientos sociales de Madrid y de los vecinos y vecinas que desde la noche del martes a la mañana del miércoles acudieron a la puerta del centro social para evitar el desalojo

Ahora, con una nueva vida extra en el bolsillo y a la espera de celebrar una asamblea en la que definir su estrategia política y jurídica, desde La Ingobernable señalan a Público que en septiembre retomarán "con normalidad" la larga lista de actividades y encuentros que se desarrollan en el edificio y que ha permitido que en los dos últimos años hayan pasado por sus instalaciones cerca de 140.000 personas, según indican. 

Asimismo, desde La Ingobernable han señalado que en próximas fechas convocarán nuevas "movilizaciones" para demostrar al Ayuntamiento de Madrid que el proyecto cuenta con la simpatía de la ciudadanía de Madrid e intentar convencerlos de que desistan de su voluntad de desalojarlos. "Estamos muy contentos con la reacción de la gente. De momento, La Ingobernable sigue en pie y vamos a luchar para que así siga siendo", sentencian desde el centro social. 

Un espacio que estaba vacío

La Ingobernable comenzó a funcionar el 6 de mayo de 2017, cuando varios colectivos ciudadanos ocuparon un edificio vacío situado en el paseo del Prado y propiedad del consistorio, que en 2015 la entonces alcaldesa, Ana Botella (PP), había cedido a la Fundación Ambasz para demolerlo y edificar en su lugar un museo. La Fundación, sin embargo, nunca materializó sus planes y finalmente fue recuperado por el Ayuntamiento de Ahora Madrid a cambio de una indemnización. 

Más noticias de Política y Sociedad