Público
Público

Inspeccionan una casa abandonada en la que vivía el sospechoso de la agresión a unas ancianas en Murcia

EFE

La Guardia Civil ha desplegado un dispositivo de búsqueda del hombre que apaleó en la tarde del lunes a tres ancianas en la pedanía murciana de El Raal, una de las cuales murió, y ha inspeccionado una casa de huerta abandonada, que pudo servir de vivienda al sospechoso de la agresión.

Fuentes policiales han informado a Efe de que varias unidades de la comandancia de Murcia participan desde que ocurrieron los hechos en la busca y captura del autor de la brutal paliza, y han recabado el testimonio de las dos mujeres supervivientes y de vecinos de esta zona limítrofe con la provincia de Alicante para detenerlo.

La agresión se produjo en una zona de huerta limítrofe con la provincia de Alicante cuando tres mujeres regresaban de dar un paseo a pie y fueron asaltadas por la espalda por un hombre, que las golpeó con un objeto contundente, las arrastró luego bajo los árboles y causó la muerte a una de ellas.

Una segunda mujer se encuentra ingresada en el hospital Reina Sofía de Murcia y la herida de menor gravedad, de 79 años, se recupera ya en su domicilio de El Raal de las lesiones sufridas en el cuello y en una rodilla.

Según vecinos de esta pequeña población y de la pedanía oriolana de La Aparecida, poblaciones de Murcia y Alicante, respectivamente, en la que residen las tres agredidas, los agentes han inspeccionado y recogido muestras en una vivienda de huerta en la que se refugiaban dos magrebíes, situada en territorio alicantino.

María del Carmen Calderón Roldán, una de las ancianas apaleadas por el hombre huido, y varios vecinos de estas pequeñas poblaciones limítrofes han contado a Efe que la inspección de esta casa abandonada se ha producido al amanecer, y que los agentes del instituto armado continúan la búsqueda del agresor.

La casa en la que vivía el sospechoso de la agresión, que se conoce en el pueblo como la "Casa de los Rodríguez" -en alusión al apellido de sus propietarios-, es de dos alturas y en su planta baja había una habitación con varios colchones tirados en el suelo.

La Guardia Civil ha eludido dar información acerca de este caso al estar todavía en fase de investigación.

Más noticias de Política y Sociedad