Público
Público

La insurgencia aterroriza Bagdad

Un total de seis explosiones entre coches bomba y ataques con mortero matan a casi un centenar de personas y hieren a más de 500. Los objetivos eran edificios institucionales, las embajadas internacionales y la sede de la ONU

PÚBLICO.ES / REUTERS

Las explosiones levantaron una columna de humo en los alrededores de la Zona Verde. AFP 

Mientras Afganistán sufre continuos ataques de los talibanes a un día de las elecciones, el otro país que fue objetivo de la guerra contra el terror desatada por el ex presidente norteamericano George W. Bush no da muestras de mejoría. Casi un centenar de personas han muerto y otras 312 sufrieron heridas tras una rápida sucesión de ataques con bombas y morteros contra importantes objetivos en el centro de Bagdad, capital de Irak, según la cadena británica SkyNews.

Según la Policía, dos camiones-bomba estallaron frente a los ministerios de Exteriores y Finanzas, situados en el centro de la capital, mientras que una tercera explosión tuvo lugar en el barrio de Al Bia, en el sur de Bagdad y una cuarta frente a la Universidad de Al Mustansariya. Asimismo se registraron ataques de mortero por toda la capital.

Otras fuentes hablan de que varios de los ataques han tenido como blanco cinco edificios ministeriales, concretamente el de Exteriores, el de Finanzas, el de Medio Ambiente, el de Vivienda y el de Sanidad, todos ellos situados en el centro de la capital iraquí.

Los atentados tenían como objetivo causar el mayor destrozo en edificios institucionales. La peor explosión tuvo lugar cerca de la entrada norte del recinto donde se encuentran las embajadas y otros edificios oficiales, y pretendía volar el Ministerio de Exteriores. Según la agencia AFP, la bomba dejó un cráter de tres metros de diámetro. Otra de ellas afectó al Parlamento, resguardado en la en teoría segura Zona Verde.

Estos ataques demuestran que seis años después del comienzo de la guerra, la insurgencia aún es capaz de lanzar ataques contra la población.

Fuerzas de la ONU en la capital dijeron a la misma agencia que habían escuchado explosiones de mortero en los alrededores de la sede de Naciones Unidas. Los otros ataques han afectado al Ministerio de Economía, donde se detonó otro camión cargado de explosivos. La sede del Gobierno también sufrió un ataque con mortero.

También han sido atacados los distritos de Karrada y Bayaa, donde se encuentran las sedes de Reuters y de la televisión al-Baghdadia. Esta cadena de atentados, que según algunos analistas lleva el sello del grupo terrorista Al Qaeda, es la mayor ocurrida en Bagdad desde que las tropas estadounidenses abandonaran la ciudad el pasado 30 de junio.

Los ataques coinciden, además, con el viaje del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki a Damasco, donde ayer se reunió con el presidente sirio, Bachar al Asad, para reforzar la seguridad en la frontera común.

Más noticias de Política y Sociedad