Público
Público

Interior ficha a los jóvenes violentos y crea un mapa de bandas urbanas

Se elaborará un censo de los integrantes de tribus urbanas violentas y de sus zonas de operación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El altercado de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón para haber hecho saltar las alarmas en el Gobierno respecto a al violencia juvenil. El Ministerio del Interior ha ordenado a la Policía y a la Guardia Civil que 'reactiven' la vigilancia y control de las bandas juveniles y de las tribus urbanas violentas, y elaboren un censo de sus integrantes y un mapa de riesgo de aquellas zonas en las que operan estos grupos vandálicos.

La orden de Interior coincide con sucesos recientes protagonizados por un grupo de jóvenes violentos, como los graves incidentes del pasado fin de semana en las fiestas de Pozuelo de Alarcón o el asesinato de un joven dominicano en una discoteca de Madrid el pasado mes de agosto , en un crimen vinculado a las bandas latinas.

La instrucción, firmada por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, pretende prevenir la 'aparición o consolidación' de estos grupos violentos y organizados de carácter juvenil, después de que se haya detectado un ligero repunte de su actividad, según fuentes policiales.

Según Interior, se trata de 'un fenómeno común a todos los Estados miembros de la Unión Europea', que 'pese a no presentar una gravedad alarmante en términos delictivos genera preocupación en nuestras sociedades, al estar asociado, muchas veces, a comportamientos xenófobos o actitudes vandálicas'.

En los próximos meses las unidades de Información de la Policía y la Guardia Civil deberán elaborar un censo unificado de las bandas juveniles que operan en su demarcación, detallando su grado de actividad y un número estimado de los integrantes de cada grupo.

A este censo se unirá un mapa de riesgo de aquellos lugares en los que se asientan estas bandas juveniles o se ha detectado la actividad esporádica de grupos violentos, como bares, discotecas o zonas de ocio, espacios en los que se intensificará la presencia policial preventiva.

De forma paralela, los servicios de Información reforzarán el seguimiento y control de las páginas y foros de Internet en los que se hace apología de la violencia y confeccionarán antes de final de año un catálogo de todas las web que permanecen activas al servicio de estas bandas y de la difusión de su ideología.

En el caso de que el contenido de estas páginas pueda ser constitutivo de delito, las Fuerzas de Seguridad del Estado podrán instar 'las medidas judiciales que procedan' contra los servidores, empresas, dominios o particulares que alberguen estas páginas web.

En el caso de las llamadas 'bandas latinas', que merecen una atención especial en el documento del Ministerio del Interior, la instrucción recuerda la posibilidad de expulsar de España a los integrantes de estos grupos que permanezcan de forma ilegal en el país.

En este mismo punto, el Gobierno va a promover un intercambio de información con las autoridades de los países iberoamericanos sobre la estructura, componentes y actividades violentas de las bandas latinas que operan en ambos lados del Atlántico.

Fuentes policiales consideran primordial prepararse para un más que posible auge de estos grupos, fruto de la inmigración, tal y como ha ocurrido en otros países europeos, aunque reconocen que, por el momento, sólo se ha detectado una mayor presencia de estas tribus en las calles, no un aumento significativo de la violencia protagonizada por sus miembros.

En este sentido, los expertos policiales han asegurado que no se trata de reprimir, sino de prevenir altercados, y en el caso de que ocurra cualquier incidente, saber dónde acudir y tener controlados a los posibles responsables.

El Ministerio del Interior considera como 'bandas juveniles' las integradas por individuos de entre 14 y 30 años, que presentan estructuras de 'cohesión y disciplina interna' y cuyas actitudes, en ocasiones, derivan en actuaciones violentas, xenófobas o vandálicas que generan alarma social.

Así, las Fuerzas de Seguridad catalogan a las bandas en tres categorías principales: los grupos violentos antisistema de extrema derecha -de inspiración neonazi o xenófoba-, los antisistema de extrema izquierda -movimiento okupa radical y antifascista-, y las conocidas como 'bandas latinas', creadas a semejanza de las que tienen su campo de operaciones en los países iberoamericanos.

Más noticias en Política y Sociedad