Público
Público

Las inundaciones en Vall d'Aran provocan 400 evacuados y 4.000 abonados sin luz

Las lluvias y el deshielo provocan la fuerte crecida de los ríos Garona y Noguera. La Generalitat pide a los vecinos que no salgan de casa. Varios campings, alertados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi 400 personas han sido evacuadas de sus casas junto al río Garona o no han podido llegar a sus domicilios por las inundaciones en la comarca del Vall d'Aran (Lleida), según informó Protección Civil.

Una cincuentena de personas desalojadas han sido agrupadas en un hotel de Vielha, mientras que el resto han sido llevadas a las partes altas de los municipios de la comarca, donde los ayuntamientos han habilitado salas para acogerles ante el estado de emergencia en que se encuentra la zona por la gran crecida de los ríos.

En los municipios de Artíes, Salardú, Lés, Bossost y Naut Aran son unas 200 personas las que han tenido que abandonar sus casas por la crecida de los ríos Garona y Noguera y se han refugiado bien en dependencias municipales o en casas de vecinos que viven en las zonas altas.

El alcalde de Artíes, César Ruiz-Canela, ha afirmado hoy, en referencia a las fuertes lluvias registradas hoy en la Val d' Aran, que 'nunca habíamos visto nada igual' y que ya han sido evacuados casi la totalidad de los vecinos del pueblo y trasladados a las zonas de mayor altura.

'No tenemos carretera y estamos incomunicados', señaló el alcalde, que personalmente se está ocupando de atender la situación de emergencia generada hoy. 

En la localidad de Esterri d'Aneu, la Cruz Roja ha habilitado un centro para acoger a personas evacuadas si fuera necesario, mientras que en Llavorsí son una decena los afectados y nueve en Espot. Fuentes de Protección Civil han explicado que los evacuados son personas que viven junto al río Garona o en zonas inundables y que todas se encuentran en buen estado de salud. 

El transporte escolar se ha suspendido, según ha informado Protección Civil, que tiene activada la fase de alerta del Plan Inuncat.

El teléfono de emergencias 112 ha atendido una decena de llamadas, la N-230 está cortada desde Vielha hasta la frontera francesa por inundaciones y el municipio de Naut Aran ha activado su plan municipal de alerta. La carretera C-28 también se ha cortado a causa de las inundaciones a la altura de Naut Aran, municipio que ha activado su Plan Municipal de Alerta.

El Centro de Coordinación de Emergencias de Catalunya ha realizado llamadas a los campings para alertar de las crecidas de los ríos Garona y Noguera Pallaresa. Los pantanos de Lleida están desembalsando agua, lo que provocará también un aumento del caudal de los ríos que ya bajan llenos por las lluvias. Los embalses con más caudal son el de Camarasa (260 metros cúbicos por segundo), Torrassa (98), Tavascán (83) y Boren (78). La previsión del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC) es que las lluvias continúen y se intensifiquen el mediodía de este martes.

Por otro lado, las precipitaciones han provocado cortes en el suministro eléctrico, de manera que unos 4.000 abonados de la zona se han quedado sin luz. Asimismo, las lluvias han provocado, en el ámbito de la enseñanza, la suspensión de todo el transporte escolar en el valle y algunos centros educativos no han abierto esta mañana. Las inundaciones también han afectado al Golf de Salardú, cuyas instalaciones han quedado muy afectadas por la crecida del río.

Protección Civil de la Generalitat ha puesto en fase de emergencia el Plan Inuncat y ha hecho un llamamiento a extremar las precauciones en el Val d'Aran por las crecidas de los ríos, recomendando a la población que no se acerque a los cauces, que procuren no salir de sus domicilios y que se informe sobre los cortes de la red viaria. La situación podría empeorar en las próximas horas debido a la previsión del Servicio Meteorológico de Catalunya (SMC) de que continúen los episodios de lluvia a lo largo del día.

Más noticias en Política y Sociedad