Público
Público

Investigadores franceses analizan los restos llegados a Recife

Pedazos de fuselaje del avión, revestimientos internos y equipajes de los pasajeros llegaron a bordo de la fragata Constitución

AGENCIAS

Los especialistas franceses que investigan las causas del accidente del avión de Air France recibieron hoy los restos de la aeronave recuperados por las autoridades brasileñas.

Los restos, entre ellos una pieza metálica de 14 metros de altura que al parecer forma parte de la cola del aparato, fueron desembarcados en Recife, ciudad del noreste brasileño a unos 1.300 kilómetros del posible lugar del accidente y en la que está el comando de las operaciones de búsqueda.

Pedazos de fuselaje del avión, revestimientos internos -como la puerta de un baño- y hasta equipajes de los pasajeros llegaron a bordo de la fragata Constitución, uno de los cinco navíos de la Marina brasileña que participa en las tareas de rescate. "El material recogido en el mar está siendo descargado de la fragata y entregado a las autoridades francesas para la investigación", afirmó el teniente coronel Henry Munhoz, portavoz de la Fuerza Aérea Brasileña.

Pese a que Brasil comanda las operaciones de búsqueda de los restos del avión y de los cuerpos de las víctimas, la investigación es responsabilidad de la Oficina francesa de Análisis e Investigaciones (BEA), algunos de cuyos especialistas están en Recife desde hace varios días. Estos expertos decidirán si el análisis de los restos en Brasil es suficiente para avanzar en las investigaciones o si algunas piezas tienen que ser enviadas a Francia.

Las Fuerzas Armadas brasileñas, que el viernes ya presentaron en Recife cerca de 40 restos y objetos de pequeño tamaño recuperados, admiten que los hallazgos son pocos. Por otra parte, la Fuerza Aérea y la Marina de Brasil aclararon que los cuerpos recuperados que están siendo analizados por los forenses en Recife son 43 y no 44, como se había informado. "La rectificación fue hecha por los peritos que trabajan en la preidentificación".

De acuerdo con versiones de prensa no confirmadas, un fragmento de unos 80 centímetros que era contabilizado como parte de un cuerpo resultó ser un pedazo de algún animal marino de grandes dimensiones. Además de los 43 cadáveres trasladados a Recife, otros seis están en un navío de la Marina francesa que permanece en la zona, con lo que el total de cuerpos recuperados es de 49.

Según la Fuerza Aérea, tras permanecer en tierra el sábado debido a las malas condiciones meteorológicas, los aviones que participan en las operaciones pudieron despegar hoy y reanudar los trabajos, gracias a la mejoría del tiempo. "Las condiciones climáticas aún no son las mejores, pero el tiempo está mejor que ayer, lo que permite que las búsquedas vuelvan a su nivel normal", aseguró Munhoz.

Más noticias de Política y Sociedad