Público
Público

Investigan los delitos cometidos por los 4 policías, que siguen incomunicados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía está investigando los delitos presuntamente cometidos por los cuatro responsables de la UDYCO detenidos ayer en la provincia de Málaga junto a otras dos personas y que siguen incomunicados en la Comisaría Provincial a la espera de pasar en las próximas horas a disposición judicial.

Hoy han continuado los registros en busca de más pruebas contra ellos, mientras que agentes de la unidad de Asuntos Internos han seguido recopilando información de las presuntas actuaciones delictivas de los arrestados, a los que se acusa de apropiarse de diversos efectos intervenidos por la Policía a bandas mafiosas.

Fuentes judiciales han asegurado a Efe que se estudiará además si los hechos, que se investigan desde 2006, se pueden enmarcar en el delito de malversación y no en el de apropiación indebida, al ser algunos de los detenidos agentes de la autoridad.

Entre los detenidos se encuentran los responsables de la sección de lucha contra el crimen organizado de la UDYCO de Málaga, Marbella y Fuengirola, además de otro inspector, una intérprete que trabaja en la comisaría marbellí y el director de una empresa.

Uno de los detenidos, el inspector jefe Jose Alfredo Marijuán, está pendiente de juicio en la Audiencia Provincial de Málaga por favorecer presuntamente la fuga de un narcotraficante italiano y se le acusa de un delito de revelación de secretos cometido por funcionario público y de otro de encubrimiento.

Por el primer delito se enfrentará a una petición fiscal de dos años de inhabilitación y por el segundo a inhabilitación absoluta durante nueve años y a 18 meses de prisión.

Además, Marijuán ya fue juzgado años atrás por un delito de falsedad por imprudencia grave en documento oficial cometido en 1994 y -aunque fue condenado en marzo de 2006 por el Tribunal Supremo- el Gobierno decidió indultarlo, informaron a Efe fuentes policiales.

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha destacado que ha sido la propia unidad de Asuntos Internos de la Policía la que ha "cortado" y "depurado" las supuestas irregularidades detectadas en la provincia de Málaga.

En declaraciones a los periodista ha descartado que las supuestas actividades ilícitas de los ahora arrestados hayan afectado o interferido en alguna operación policial en marcha.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, ha asegurado a Efe que se va a llegar "hasta el fondo" en esta investigación "porque la Policía no acepta que en su seno se cometan irregularidades e incluso delitos".

Según ha señalado López Luna, a los acusados se les imputan delitos de revelación de secretos, registros ilegales, apropiación indebida "y posiblemente alguno más" que dependerá del resultado de los interrogatorios y la investigación.

Ha asegurado que se trata de "un asunto doloroso y delicado" porque afecta a agentes del Cuerpo Nacional de Policía, y se ha mostrado en todo caso "prudente y cauteloso" porque se ha decretado el secreto sumarial.

Por último, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado que a los cuatro mandos policiales detenidos, que ya han recibido asistencia letrada, se les esté tratando "peor que a terroristas" y ha defendido su presunción de inocencia.