Público
Público

Irán convoca al embajador holandés y al encargado de negocios esloveno por "Fitna"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El embajador de Holanda y el encargado de negocios de Eslovenia han sido convocados hoy al ministerio iraní de Asuntos Exteriores donde se les comunicó una protesta oficial por la difusión del filme "Fitna", del político holandés Geert Wilders.

Las autoridades del citado departamento iraní condenaron de forma enérgica el cortometraje, que vincula el Islam con la violencia, y exigieron que el Gobierno holandés y la UE "no se limiten a condenar el comportamiento ridículo del diputado", y "actúen de forma práctica a favor del entendimiento" entre el Islam y Occidente.

Mustafa Dolatyar, director del Departamento de Europea Occidental en el citado ministerio, precisó que el Gobierno y el Parlamento de Holanda "deben adoptar medidas judiciales contra la acción de ese diputado", a quien calificó de "extremista" y "vinculado con círculos judíos".

Asimismo, instó a que el Gobierno holandés "trabaje por el diálogo entre las civilizaciones y religiones, y frene las acciones provocativas de las personas que intentan crear conflictos".

"Es necesario adoptar las legislaciones adecuadas para juzgar y castigar a aquellas personas que desprecian los valores y las santidades", dijo Dolatyar en su reunión con el embajador holandés, Rodnik Van Vollenhoven, según la agencia IRNA.

Asimismo, exhortó al Gobierno holandés a "respetar las santidades islámicas" y a "proteger los derechos de los musulmanes", tras recordar que "en Holanda residen un millón de los 35 millones de musulmanes que viven en Europa".

Por su parte, el director del Departamento del Norte y el Centro de Europa en el ministerio de Exteriores, Ali Baqueri, convocó al encargado de negocios de Eslovenia, a quien comunicó que "prácticas de este tipo no sirven los intereses del mundo islámico y ni del cristianismo".

"Esta acción se contradice con los principios de la libertad de expresión y con los valores de la humanidad (..) la UE debe intervenir para poner fin a la difusión de este tipo de filmes", dijo Baqueri.

"El Gobierno de Eslovenia y la Unión Europea anunciaron que 2008 será el año del diálogo entre civilizaciones, y los musulmanes esperan que los miembros de la UE actúen de forma práctica para promover el entendimiento mutuo y el respeto de los valores religiosos de las distintas sociedades", agregó.