Público
Público

Irán revela la existencia de una segunda planta de enriquecimiento de uranio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán ha revelado en una carta dirigida al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) la existencia de una segunda planta de enriquecimiento de uranio, informaron hoy en Viena fuentes diplomáticas.

"Existe una carta" del Gobierno iraní, dirigida al director general del OIEA, Mohamed El Baradei, en la que se informa oficialmente de dicha planta, reconoció la fuente.

Esta nueva instalación, desconocida hasta ahora, no estaría en funcionamiento todavía y sería una planta experimental, agregaron las fuentes cercanas al OIEA.

La agencia nuclear de la ONU, con sede en capital austríaca, no quiso comentar el asunto, del que por ahora no se conocen más detalles.

El diario estadounidense "The New York Times" adelanta en su edición electrónica que los líderes de EEUU, Francia y el Reino Unido, acusarán hoy a Irán -ante el inicio de la cumbre del G20 en Pittsburgh (EEUU)- de construir una instalación secreta no declarada a los inspectores del OIEA.

Irán dispone de una gran planta de enriquecimiento en la localidad de Natanz, en el centro de la República Islámica, que se encuentra en parte bajo tierra para hacerla más segura de posibles ataques aéreos.

La existencia de esta planta fue revelada en el verano de 2002 por un grupo opositor iraní mediante fotos tomadas por satélite.

El régimen de los Ayatolás asegura que quiere producir uranio enriquecido de forma industrial para fines pacíficos como la generación de energía eléctrica.

Por ahora, tiene allí instaladas unas 8.000 centrifugadoras de gas, de las que unas 5.000 se encuentran en funcionamiento y que han producido ya más de una tonelada de uranio poco enriquecido.

Para poder fabricar una bomba nuclear se necesita uranio altamente enriquecido, que se consigue mediante el mismo método.

Ante la desconfianza de la comunidad internacional hacia las posibles ambiciones nucleares de Irán, el Consejo de Seguridad de la ONU exige desde hace más de tres años la suspensión del programa de enriquecimiento de uranio.

El Consejo de Seguridad ha adoptado tres resoluciones con sanciones diplomáticas y comerciales contra Irán, que este país ha ignorado.

Más noticias en Política y Sociedad