Público
Público
Únete a nosotros

El IRPF sube durante dos años y el Gobierno confía en ingresar más de 6.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha aprobado hoy "un recargo complementario y temporal" de dos años en rentas de trabajo y "especialmente" de capital en el IRPF, una subida del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y la supresión de bonificaciones al gasóleo profesional, con lo que espera ingresar más de 6.000 millones.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha desgranado posteriormente las medidas fiscales adoptadas por el Ejecutivo, ha asegurado que el impacto recaudatorio supondrá unos ingresos superiores a los 6.000 millones.

Montoro ha informado de que el Ejecutivo piensa obtener alrededor de 4.111 millones de euros en rentas del trabajo; 1.246 millones en las de capital; 918 millones por el IBI y 200 millones por la supresión de la bonificación del gasóleo.

Asimismo, ha incidido en que la mitad de la recaudación del IRPF tiene como destino las comunidades autónomas, mientras que la del IBI la ingresan los ayuntamientos, por lo que ha subrayado que de esta forma se está financiando la administración territorial.

La subida de las rentas del trabajo será del 0,75 % para el primer tramo; del 2 % a partir de 17.707,20 euros de base liquidable; del 3 % a partir de 33.007,20 euros; del 4 % a partir de 53.407,20; del 5 % a partir de 120.000,20; del 6 % a partir de 175.000,20; y del 7 % a partir de 300.000,20 euros, tramo que se crea nuevo para este gravamen.

En cuanto a las rentas de capital, el alza es del 2 % hasta 6.000 euros, del 4 % hasta 24.000 y del 6 % a partir de esa cifra.

Montoro ha asegurado que el Gobierno apuesta por actuar sobre impuestos que estimulan la actividad económica y que por ello, ha añadido, se ha recuperado la desgravación por vivienda habitual y se tomarán decisiones tributarias más adelante, sobre todo, para pymes y autónomos.

El ministro ha señalado que se ha optado por subir el IRPF en lugar del IVA porque hace menos daño al crecimiento económico, es más equitativo y progresivo y no perjudica el consumo.

La subida de las rentas de capital entrará en vigor a partir de enero y las de trabajo en febrero.

Además, se incrementa el IBI durante dos años y para no penalizar a las rentas más bajas se excluye del incremento al 50 % de las viviendas de menor valor de cada municipio, siempre que sus valores catastrales hayan sido actualizados después de 2001.

El incremento se ha establecido de una manera progresiva del 10, 6 y 4 % de forma que tendrá una mayor subida las que tengan una mayor antigüedad de la revisión catastral.

Más noticias en Política y Sociedad