Público
Público

Israel crea nuevos asentamientos en Cisjordania por primera vez desde 1990

EFE

Israel ha creado de facto tres nuevos asentamientos en Cisjordania por primera vez desde 1990 al legalizar, con una maniobra política, las colonias no autorizadas de Brujín, Rejelim y Sansana, denunció hoy la principal organización pacifista del país, "Shalom Ajshav" (Paz Ahora, en hebreo).

"El equipo ministerial encargado por el Gobierno decidió legalizar las comunidades de Sansana, Rejelim y Brujín, que fueron establecidas en los noventa con base en anteriores decisiones gubernamentales", reza el breve anuncio oficial en hebreo efectuado anoche.

Aunque todos los asentamientos son ilegales, según el derecho y la comunidad internacional, Israel distingue entre los de Jerusalén Este (que no considera como tales, sino "barrios") y los de Cisjordania, que se dividen a su vez entre autorizados (donde vive la gran mayoría de colonos) y no autorizados.

Rejelim y Brujín, en el norte de Cisjordania, y Sansana, cerca de Hebrón, donde residen unas 850 personas (sobre todo jóvenes religiosos) pertenecían a esta última categoría, que Israel se comprometió en 2003 a evacuar al aceptar la Hoja de Ruta, según el listado de Shalom Ajshav.

Dos de ellos aparecen como no autorizados en el informe oficial más importante al respecto, que efectuó en 2005 la fiscal Talia Sasson.

Mark Reguev, portavoz del primer ministro Benjamín Netanyahu, defiende que las tres comunidades eran "asentamientos legales", ya que nacieron en los noventa "con autorización" del Gobierno de turno, por lo que la luz verde de anoche es sólo el fin de un proceso legal.

"La decisión no cambia de ninguna manera la realidad sobre el terreno ni establece nuevo asentamiento alguno", subrayó a Efe.

El equipo ministerial que la tomó estaba compuesto por Netanyahu y sus ministros de Defensa, Ehud Barak; Asuntos Estratégicos, Moshe Yaalon; y Benny Begin, sin cartera.

Netanyahu anunció su formación, destinada a "analizar" el caso de las tres colonias, el pasado domingo, en la reunión del consejo de ministros en la que se esperaba el comunicado oficial de legalización de Rejelim y Brujín y Sansana, que previsiblemente granjearía críticas internacionales.

"Paz Ahora" considera que la creación del equipo fue un "truco" para "engañar" a la opinión pública israelí y hacer un anuncio en nombre del Gobierno que, por ley, tiene que efectuar el Ejecutivo en pleno.

"El Gobierno de Netanyahu está tratando de engañar a la población y ocultar su verdadera política. Los trucos de Netanyahu no pueden ocultar el hecho de que, en vez de avanzar hacia la paz, el Gobierno está anunciando el establecimiento de tres nuevos asentamientos por primera vez desde 1990", señala la ONG.

La diputada Zahava Gal-On, del partido de izquierdas Meretz, acusó al Ejecutivo derechista de apostar por el conflicto, en vez de por su resolución, al "establecer nuevos asentamientos y mantener las protocolonias ilegales en las colinas", algo que "vulnera las obligaciones internacionales de Israel".

Por el contrario, el ministro de Interior, Eli Yishai, definió la decisión como "importante y justa en todos los aspectos, incluido el legal".

Más noticias de Política y Sociedad