Público
Público

Israel pone en libertad a la primera presa palestina tras el acuerdo con Hamás

EFE

Israel ha puesto en libertad a la primera presa palestina de las veinte que serán liberadas a cambio de la entrega por Hamás de un vídeo del soldado israelí Gilad Shalit, capturado hace tres años por milicias palestinas.

La reclusa es Barah Malki, de 15 años de edad y condenada por intento de homicidio y por llevar un cuchillo con intención de atacar.

Malki fue puesta en libertad anoche, informa hoy el diario Yediot Aharonot en su versión digital.

El periodo de prisión de Malki, residente del campo de refugiados de Jalazone, cerca de la ciudad cisjordana de Ramala, finalizaba el próximo mes de noviembre.

Hamás y las autoridades israelíes anunciaron ayer el intercambio del vídeo de Shalit por las presas, que en su mayoría cumplen condena hasta 2010 y 2011 por intento de homicidio y pertenecen a diversas facciones palestinas.

Shalit fue capturado cuando hacía guardia junto a la frontera con Gaza por milicianos de las Brigadas Azedín al Kasam, y de otros dos grupos armados palestinos: los Comités Populares de Resistencia y el Ejército del Islam.

A su captura siguió la ofensiva militar israelí "Lluvias de verano" en Gaza, en la que murieron 165 palestinos, y la imposición de un severo bloqueo a la franja que Israel se niega a levantar mientras su soldado no le sea devuelto.

Con ayuda de la mediación egipcia y, en los últimos meses, alemana, Hamás e Israel negocian el canje del soldado por presos palestinos, pero por el momento Israel se niega a la exigencia de los islamistas de dejar en libertad a cientos de prisioneros, muchos de ellos condenados por delitos de sangre.

Más noticias