Público
Público

Los israelíes apoyan hablar con Hamás, según un sondeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de la mitad de los israelíes apoyarían negociaciones de paz con el grupo palestino Hamás si admitiera la existencia de Israel, según un sondeo publicado el viernes.

Los resultados de la encuesta llevada a cabo por el Instituto Israelí del Diálogo podrían indicar que los israelíes culpan al presidente palestino, Mahmud Abas, rival de Hamás, de la paralización de la conversaciones de paz, más que al conservador primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, escribió el diario Haaretz.

Un plan de paz que lanzó el domingo el ex ministro de Defensa Shaul Mofaz, en el que se sugieren posibles negociaciones con Hamás si los islamistas abandonan su negativa a reconocer Israel, recibió el apoyo del 57 por ciento de los israelíes, según el sondeo.

La encuesta también mostró un aumento del apoyo a Netanyahu.

Mofaz, el número dos en el mayor partido opositor de Israel, Kadima, también propuso dar a los palestinos el 60 por ciento de Cisjordania para un estado y compensar a los colonos judíos por dejar esas tierras.

Los países occidentales han dicho que sólo hablarán con Hamás cuando renuncie a la violencia, acepte los acuerdos provisionales de paz con Israel y reconozca su derecho a existir.

Abas ha amenazado con no presentarse a la reelección, culpando a Netanyahu de la paralización de las negociaciones de paz desde diciembre. Posteriormente ha aceptado retrasar las elecciones palestinas, tras las objeciones presentadas por Hamás.

A pesar del apoyo a las ideas de Mofaz, Netanyahu también ha logrado aumentar su apoyo en los últimos meses, dijo el diario israelí. La encuesta se llevó a cabo después del encuentro con el presidente estadounidense, Barack Obama, que tuvo lugar el lunes en Washington.

Los aliados de derechas del primer ministro israelí podrían ganar más escaños en las elecciones parlamentarias previstas para febrero, mientras los partidos de centro e izquierda han perdido algo de apoyo, agregó el sondeo.

Los partidos de derechas podrían sacar 72 de los 120 escaños del Parlamento, siete más que ahora, mientras que los de centro e izquierda perderían siete de los actuales 55.

Más noticias en Política y Sociedad