Público
Público

Italia dice a Rumanía que las normas de seguridad respetarán las de la UE

EFE

El Gobierno italiano garantizó hoy al rumano que las nuevas medidas que Roma tome en materia de seguridad e inmigración estarán en línea con las directivas de la Unión Europea y se hará distinción entre los ciudadanos comunitarios y los de terceros países.

Los ministros de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, y de Rumanía, Lasar Comanescu, se reunieron hoy para hablar, entre otros temas de inmigración.

Comanescu indicó tras la reunión que de las autoridades italianas ha recibido garantías de que "todas las medias" que se adopten dentro del llamado paquete de seguridad "están y estarán siempre en línea con las directivas" comunitarias.

El nuevo Ejecutivo conservador de Silvio Berlusconi, ha aprobado una serie de medida sobre seguridad, parte de las cuales deben pasar el trámite parlamentario, con las que se agilizan las expulsiones de inmigrantes ilegales y prevén tipificar ese fenómeno como delito.

Frattini reiteró que en las nuevas normas que se están estudiando para reforzar la seguridad, habrá una distinción entre los ciudadanos europeos y los de terceros países.

Además, aseguró que los ciudadanos rumanos "son y serán considerados del mismo modo que cualquier otro ciudadano de un país europeo", agregó el jefe de la diplomacia rumana.

En ese sentido, indicó que es "natural" que aquellos que comenten delitos deban pagar las consecuencias siguiendo las normas vigentes en la Unión Europea.

El ministro rumano consideró que la línea que deben adoptar ambos países es "evitar cualquier acto xenófobo", por lo que los delitos cometidos por una persona no pueden "referirse a todo un grupo".

Ambos hablaron de relaciones bilaterales, tras las tensiones surgidas el año pasado al aprobar el anterior Ejecutivo un decreto que preveía la expulsión de ciudadanos de la UE por motivos de seguridad y que afectaba especialmente a los inmigrantes rumanos.

Frattini indicó que las relaciones entre ambos países han mejorado "mucho" y son "más amistosas e intensas que nunca", después de la crisis generada por el asesinato de una mujer italiana a manos de un inmigrante rumano, que causó gran alarma social.

Más noticias de Política y Sociedad