Público
Público

IU busca aliados para mandar al rey preguntas vetadas por el Congreso

La federación quiere "coordinar" a los parlamentarios que sufran el bloqueo de la Cámara para que hagan causa común y remitan sus cuestiones a la Zarzuela 

JUANMA ROMERO

Si el Gobierno no responde, que responda (a todos) el rey. Es la estratagema urdida por IU y anunciada este jueves en el Congreso por el diputado Gaspar Llamazares para sortear el persistente veto de la Mesa del Congreso a las preguntas relacionadas con la Casa Real. Dado que el órgano rector de la Cámara baja –controlado por el PP, y en el que se sientan también PSOE y CiU– ha bloqueado las preguntas más "delicadas" concernientes al safari del monarca en Botsuana, la federación se ha ofrecido para "coordinar" una ofensiva en toda regla: que todas aquellas preguntas no tramitadas por la Mesa se remitan directamente a la Zarzuela. "Si el Ejecutivo no quiere responder de sus competencias y tampoco la Cámara no quiere dar transparencia a la Jefatura del Estado, nos dirigiremos al jefe del Estado y a la Casa, para que se nos expliquen cuestiones que nos afectan, como el coste de la cacería, el patrocinador de la misma u otro tipo de actividades que tienen resultado para la economía española, como las gestiones del rey", ha señalado el parlamentario. 

La iniciativa no es enteramente nueva. IU no hace más que aplicar la misma fórmula que le dio resultado unas semanas atrás: como la Mesa frenó las preguntas sobre la presunta "comprensión" que Juan Carlos mostró hacia los golpistas del 23-F, Llamazares las rebotó a la Zarzuela, y esta contestó (lacónicamente, eso sí) a través del jefe de la Casa, Rafael Spottorno. El diputado no espera ahora esa misma laxitud en la réplica: "Esperamos que la Casa dé un paso, abandone su actitud de resistencia y defensiva y demuestre que esas disculpas que pidió el rey eran con la boca grande y no con la boca pequeña. Es decir, que las disculpas vengan acompañadas de transparencia y de rectificación. Si no es así, si no hay respuesta o es lacónica, deduciremos que no eran disculpas, sino excusas, y a nosotros no nos van a convencer las excusas", ha avisado en rueda de prensa en la Cámara baja. 

La Cámara ha frenado 34 de las 61 preguntas sobre la cacería africana

La novedad esta vez reside en la prometida labor de coordinación de IU ya que, en efecto, son varios los grupos damnificados por la decisión de la Mesa de contestar con la opacidad. De las 61 preguntas registradas en el Congreso relativas a la cacería, el órgano de gobierno aceptó este martes sólo 27. A IU le dejó pasar 5 de las 16 presentadas; a ERC, ocho de las 28, y a ICV, 9 de las 12, y a UPyD le admitió sus cinco preguntas. En resumidas cuentas, la Mesa únicamente toleró las cuestiones sobre el conocimiento del Gobierno del viaje de Juan Carlos y del coste para el erario público. Pero no tramitó preguntas como quién patrocinó el safari, quién acompañaba al monarca, cuánto supuso la repatriación y la hospitalización, qué papel juega la alemana Corinna Zu-Sayn Wittgenstein –presunta amiga íntima del rey y citada en varios medios como "consejera estratégica" y representante de Juan Carlos– o si cree el Gobierno de Mariano Rajoy pertinente la excursión cinegética del jefe del Estado en pleno colapso económico. 

IU espera que la Casa Real rectifique y sea transparente y no dé "excusas"

La Mesa, para tumbar 11 de las 16 preguntas formuladas por Llamazares y el diputado Ricardo Sixto, se agarró, según un comunicado de la federación, a los artículos 56. 3, 65 y 66 de la Constitución. El primero de ellos, el 56. 3, consagra que la persona del rey es "inviolable y no está sujeta a responsabilidad", mientras que el 65 remite a que el monarca distribuye "libremente" su presupuesto. El órgano alega en su escrito que las 11 cuestiones vetadas "versan sobre materias a las que son de aplicación los artículos 56. 3 y 65" de la Carta Magna y "no sometidas al control parlamentario de la Cámara". "Las preguntas–agrega– se refieren a materias ajenas al Gobierno, por lo que no pueden considerarse ejercicio de la facultad de control por parte de los diputados en los términos que el artículo 66 de la Constitución configura dicha función".

Para Llamazares, que se justifique el bloqueo por la "inviolabilidad" de Juan Carlos supone ir "un paso más allá". "La Mesa convierte a la Casa Real en una Cámara oscura, intenta ocultar al rey detrás del elefante y no es el mejor camino", ha reprochado Llamazares, no sin antes recordar que todavía están tramitándose dos mociones de IU: la necesidad de arbitrar un Estatuto de la Corona y de tasar la comunicación del Gobierno y el rey en los viajes privados de este

Público.es ha preguntado a los potenciales aliados de IU. Todos ellos –ICV, BNG y ERC– han prometido "estudiar" la iniciativa de Llamazares, pero también todos insisten en que por lo que hay que pelear es por que la Mesa acepte calificar cualquier pregunta al Gobierno relativa a la Corona, porque todas esas cuestiones son "procedentes". 

IU, ICV y ERC estudiarán la propuesta, pero creen que hay que apretar a la Mesa

El más entusiasta ha sido Francisco Jorquera, portavoz del BNG. "No veo pega en hacer frente común" con otras formaciones de izquierda, ha apuntado. Desde ERC tienen algunas "dudas", puesto que no hay que esperar del monarca "un acto de gracia" como responder discrecionalmente a unos parlamentarios, sino que es el propio jefe del Estado el que ha de estar "sometido al control de las Cortes", como los republicanos propusieron la pasada semana. "Lo que está en cuestión es la monarquía como institución ajena al principio democrático, que es lo que no cuestionan PP, PSOE y CiU". En ICV respetan y aplauden asimismo el impulso de IU, aunque sostienen que apretar las tuercas a la Mesa y condenar su "papanatismo", sobreprotegiendo al Gabinete de Rajoy, "es una cuestión de principios". "En nuestro caso, las tres preguntas rechazadas estaban formuladas para conocer la opinión del Gobierno, de modo que no tiene sentido inquirir al rey qué piensa el Ejecutivo". 

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha decidido apuntarse a la ofensiva parlamentaria de la izquierda para conocer más detalles de las condiciones en las que se produjo el viaje del rey a Botsuana, y el grado de conocimiento del Gobierno de dicho desplazamiento. Las preguntas del BNG, que tendrá que evaluar la Mesa del Congreso y decidir si las califica, insisten en algunas cuestiones que el Ejecutivo tendrá que contestar a otros partidos (IU, ERC, ICV y UPyD), como si estuvo informado del viaje de Juan Carlos de Borbón.

El Bloque también pide explicaciones sobre el coste del viaje y quién lo financió, o sobre el personal que acompañó al monarca Los nacionalistas gallegos aprovechan, además, para formular otras cuestiones, como que el Gobierno explique por qué recortó sólo un 2% el presupuesto de la Casa Real frente a la reducción del 19% en las cuentas de ministerios importantes como los de Educación o Sanidad, informa Efe.

O si el Ejecutivo entiende el malestar que esto puede crear en los ciudadanos, que "van a tener que asumir el repago farmacéutico, el aumento desmesurado de las matrículas universitarias, o recortes en servicios públicos esenciales". Además reclaman al Gobierno que diga si puede detallar cómo se gasta la Casa Real el presupuesto consignado.

Más noticias de Política y Sociedad