Público
Público

IU decide mañana la comisión de consenso para preparar la asamblea y su voto para la investidura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

IU dará mañana a conocer, tras la reunión de su Presidencia Ejecutiva, los nombres de los miembros que prepararán la próxima asamblea de la federación desde una "comisión de consenso", así como la orientación de su voto para la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero.

El responsable de Imagen Electoral de IU, José Francisco Mendi, ha anticipado, en declaraciones a Efe, que "ya se conocen" algunos nombres que se propondrán el sábado para diseñar la IX Asamblea y, aunque no ha querido adelantarlos, sí ha avanzado que será una comisión "de consenso con mayoría de Gaspar" Llamazares.

Sin embargo, el PCE aseguró después de la reunión de la Permanente el pasado miércoles que en la comisión eran "necesarios todos" y había que "recuperar" nombres, en alusión a Willy Meyer, Manuel Monereo y Felipe Alcaraz -todos del sector crítico-, destituidos de sus cargos en la Comisión Permanente de IU el pasado mes de diciembre.

Durante la Presidencia se acordará "el informe político" que ya aprobó la Permanente sin ningún voto en contra, que proponía la creación de una comisión unitaria y mantener la actual dirección federal hasta la asamblea, además de reconocer el "fracaso" de las elecciones, en las que fijaba "el fin de una etapa de IU".

También se decidirá la orientación del voto de IU sobre la investidura de Zapatero que dependerá, según anunció Llamazares, de un giro a la izquierda del programa socialista en lo social, en política ambiental, en derechos civiles como el aborto y en la reforma de la Ley Electoral, condición "sine qua non".

En el mismo sentido se ha pronunciado Mendi, quien ha asegurado que si Zapatero "no se compromete" con estas propuestas el voto de IU "pasaría por la abstención".

Asimismo la federación desvelará si consigue formar un grupo independiente del Mixto en el Congreso, para lo que requiere de "un criterio flexible" de la Mesa para que permita a IU e ICV, con un escaño cada una, crear una coalición con ERC.

Las tres formaciones suman el 4,97 por ciento del total de los votos de las pasadas elecciones generales y no el 5 por ciento que exige el reglamento del Congreso para formar grupo, aunque sí logran reunir el mínimo de cinco diputados requeridos.

Pero si la Cámara no hace una interpretación flexible del reglamento la federación necesitaría el escaño de Na-Bai, con lo que sumarían 6 diputados y aglutinarían el 5,21 por ciento de los sufragios.

Los resultados electorales también sumieron a IU en una difícil situación financiera, que tratarán de analizar para encontrar posibles soluciones durante la Presidencia, según ha señalado Mendi.

La coalición se gastó durante esta campaña alrededor de 4,5 millones de euros, pero sólo le corresponde una subvención de 803.136,88 euros según el número de votos y por los dos escaños obtenidos.

Al haber perdido el grupo parlamentario no recibirá las ayudas correspondientes por el envío de propaganda y publicidad electoral, en lo que IU empleó aproximadamente 2,7 millones de euros.