Público
Público

IU moviliza a sus bases y sale a la calle en favor del empleo

Meyer pidió la abstención de «curas y banqueros» y el voto útil de la izquierda

FRANCISCO ARTACHO

Ni en avión militar ni en coche oficial. El coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el candidato de la coalición para las elecciones europeas, Willy Meyer, llegaron ayer a pie al mitin celebrado por IU en Cádiz. Encabezando una manifestación por el empleo, llevaron así a la práctica el espíritu de su campaña de movilización contra la crisis.

Tras casi tres horas de marcha de 300 militantes, que partieron a las 9 de la mañana desde la vecina localidad de San Fernando, la manifestación se aproximó al centro de Cádiz, donde ya se unieron Meyer y Lara. "Nosotros tenemos que conseguir en la calle lo que los banqueros consiguen en los despachos del PSOE", lanzaron sin pelos en la lengua los dirigentes, que coincidían por tercera vez en un acto de campaña en estas europeas.

Ataviados con camisetas y gorras rojas, 800 militantes y simpatizantes de Izquierda Unida, llegados desde diferentes puntos de la provincia gaditana, asistieron a un mitin donde el empleo y las propuestas para salir de la crisis marcaron el acto. Bajo un sol de justicia y con los cánticos de los asistentes, que no se cansaron de corear el que se ha convertido en himno de la federación para estos comicios, "¡A por ellos, i-ú!", Willy Meyer volvió a cargar contra el PSOE y PP, como máximos responsables de la crisis, y "su pacto de no intervenir en economía".

Como ejemplo de este "liberalismo salvaje", Meyer criticó la actitud del ministro de Industria, Miguel Sebastián, ante la situación de Opel, "que todavía se está pensando inyectar dinero o no", mientras que "Obama o la derecha de Merkel en Alemania ya lo han hecho", sentenció.

Por último Meyer hizo un llamamiento para evitar la temida abstención que las encuestas prevén para el 7 de junio. "Nosotros no nos podemos abstener. Que lo hagan las monjas, lo curas y los banqueros", finalizó el candidato, que se llevó una gran ovación de los asistentes.

Pero sin duda, y a pesar de que Meyer estaba en su tierra es de Sanlúcar de Barrameda, la intervención más esperada fue la de Cayo Lara, que presentó un plan de empleo urgente, registrado por la federación el pasado viernes en la Mesa del Congreso. Según Lara, esta iniciativa crearía más de un millón de puestos de trabajo. Además, criticó que PP y PSOE sigan "enfangados en la corrupción".

Preguntado por Público sobre las declaraciones del cardenal Antonio Cañizares, que comparó el aborto y el abuso a menores, Lara pidió a los obispos "que dejen de preocuparse por las braguetas de hombres y mujeres y se empiecen a preocupar por las de ellos mismos". Sobre el apoyo del candidato conservador, Jaime Mayor Oreja, a esta tesis, se limitó a decir que "Dios los cría y ellos se juntan".

Más noticias de Política y Sociedad