Público
Público

IU y el BNG resucitan el "no a la guerra" y denuncian intereses económicos en Libia

EFE

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, y el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, han resucitado hoy en el pleno del Congreso el "no a la guerra" y han denunciado los intereses geoestratéticos, políticos y económicos que esconde, a su juicio, la intervención militar internacional en Libia.

Llamazares, con la pegatina del "no a la guerra" que aglutinó hace ocho años la oposición a la guerra de Irak, ha hecho la primera intervención contraria a la operación "Amanecer de la Odisea": "Quién le ha visto y quién le ve", ha reprochado al presidente del Gobierno.

El dirigente de IU ha criticado la evolución de José Luis Rodríguez Zapatero desde la pancarta del 'no a la guerra de Irak' hasta "encabezar la "coalición de París", la cumbre que el sábado dio luz verde a la intervención militar y que ha comparado con "la de las Azores", en referencia a la reunión previa a la intervención en Irak.

Aunque haya un mandato de Naciones Unidas, ha asegurado que el argumento "no son los derechos humanos ni la democracia en Libia", porque ambos principios no se exportan ni se imponen en una guerra.

En este contexto, ha recordado que en el mundo hay 32 conflictos prácticamente iguales, con un gobierno despótico, un tirano que sojuzga a su pueblo y que, en muchos casos, extermina a parte de él.

Intervenir en todos ellos sería "una verdadera locura" que derivaría en un conflicto mundial.

A su juicio, con la operación en Libia se abre una nueva etapa en la política internacional, según la cual, cada uno puede intervenir en "su patio trasero",

"Queremos gobernar los cambios en el Mediterráneo a nuestro acomodo, queremos gobernar los cambios que se están produciendo, controlarlos y canalizar el futuro de la energía", ha recalcado, convencido de que no se trata de "la responsabilidad de proteger", como ha dicho Zapatero para justificar la misión, sino del "derecho a controlar".

Llamazares, quien ha alertado el sufrimiento que pueden causar los bombardeos, ha defendido el recurso a otras medidas de presión, como el bloqueo de cuentas de los tiranos o el embargo de armas, y ha criticado que no se haya pedido la autorización previa de la misión denunciando la hipocresía del Gobierno.

"No vamos de Troya a Ítaca, vamos al revés, de Ítaca a Troya", ha denunciado.

En la misma línea, Jorquera, ha censurado a Zapatero por acudir al Congreso a recabar el apoyo de la Cámara "a lo que son ya hechos consumados".

El BNG, ha dicho, no cree "en la bondad de las intenciones de los aliados", ni apoya "la doble moral de quienes sostuvieron y sostienen estos regímenes" y "sólo intervienen cuando están en juego sus intereses económicos y geoestratégicos".

Tampoco comparte la eficacia del camino elegido, que, a su entender, sólo contribuirá a agrandar los problemas, a acentuar la destrucción del país que se dice querer reconstruir y a sumirlo en un estado de guerra permanente, como en Irak y Afganistán.

Además, ha criticado "el doble rasero" de la coalición, que, mientras opta por una intervención directa en Libia con el pretexto de proteger a los opositores civiles, "se justifica y alienta la intervención de Arabia Saudí en Bahrein para reprimir a los opositores civiles".

"O se mira para otro lado cuando se masacra al pueblo saharaui o al pueblo palestino", ha añadido.

Así las cosas, ha recomendado a Zapatero que "no haga tanto caso a Alemania cuando le dicta las políticas económicas" y a que imite más al país germano "en política exterior, en vez de jugar a ser alumno aplicado del señor Obama".

Más noticias de Política y Sociedad