Público
Público

Joaquín Almunia acaricia su gran ascenso en Bruselas

La Moncloa negocia con Barroso la cartera de Competencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jueves pasado, Joaquín Almunia reconocía ser 'corto de vista' cuando era preguntado por cómo se veía en el reparto de carteras del nuevo Ejecutivo comunitario que su presidente, José Manuel Durao Barroso, negocia discretamente con los 27 jefes de Gobierno.

Ayer, el comisario de Economía se permitió traspasar su habitual cautela para proyectarse un poco más en el tiempo y confesó que sólo piensa ya en 'las vacaciones de Navidad'. Desde el jueves, Almunia afronta con tranquilidad absoluta y buenas perspectivas su futuro laboral. Con la elección de la británica Catherine Ashton para la cartera de Exteriores, los 27 líderes europeos enterraron la vuelta a la UE del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, cuyo entorno alimentó durante los días previos a la cumbre una candidatura que hubiera dejado fuera de juego a Almunia.

Fuentes del Gobierno reconocieron ayer las negociaciones que tratan de apuntalar para España la cartera de Competencia, una de las que más merecidas tiene el nombre en Bruselas, si bien subrayaron que no hay nada cerrado. Si llegan a buen puerto, Almunia dirigiría un departamento que deberá tomar decisiones ejecutivas de gran calado económico.

Entre las tareas pendientes de la actual comisaria, Neelie Kroes, se encuentran la reestructuración bancaria de todo el continente tras la crisis económica, incluida la autorización de fusiones de cajas de ahorro en España. Kroes, sin un apoyo firme del Gobierno de Holanda, del que no forma parte su partido político, no será, salvo sorpresa, renovada.

La gestión de la crisis económica ha relanzado la carrera de Almunia

Nadie niega en Bruselas que Almunia es una figura de estrella ascendente. Llegó a la cartera de Asuntos Económicos como recambio de Pedro Solbes, llamado a Madrid para hacerse cargo de la política económica del primer Gobierno de Zapatero. Desde entonces, Almunia ha tenido dos tareas básicas: la redacción de estadísticas y previsiones sobre la economía de los 27 y la aplicación del Pacto de Estabilidad, que prevé sanciones a los países que no controlen el déficit. El estallido de la crisis económica y financiera ha relanzado la carrera europea del comisario, al que el semanario The Economist considera una de las piezas clave de la Comisión Europea por permanecer 'tranquilo, serio y duro' en su trabajo mientras la histeria se contagiaba en forma de desplome bursátil.

Si Joaquín Almunia se hace con la cartera de Competencia, dirigirá un equipo que vela por la estabilidad del mercado único, arbitrando fusiones entre empresas o deshaciendo cárteles y el abuso de posición dominante de las grandes corporaciones. Sólo desde 2004, el Ejecutivo comunitario ha impuesto a Microsoft tres multas que ascienden a 1.700 millones de euros por saltarse las reglas y perjudicar a los competidores del sector.

La Moncloa negocia con Barroso la cartera de Competencia

En las próximas semanas, Barroso anunciará la composición de su nuevo colegio de comisarios, que tendrá que pasar en febrero un examen del Parlamento Europeo que para Almunia no supondrá un gran problema. Sus portavoces eluden por el momento confirmar la nueva cartera para España, argumentando que todavía hay tres países que no han designado a su representante en la nueva comisión.

Sin embargo, el prestigio internacional de Almunia y el apoyo incondicional de España a la reelección de Barroso podrían haber sellado ya un más que digno final a la carrera política del antecesor de Zapatero al frente del PSOE.

Más noticias en Política y Sociedad