Público
Público

Los jóvenes usan menos el preservativo que hace cinco años

El Injuve revela que sólo el 60% de los chicos usó este profiláctico en sus tres últimas relaciones 

PATRCIA RAFAEL

Un 30% de los jóvenes españoles que tienen entre 15 y 29 años dice que nunca ha usado el preservativo en sus últimas relaciones. El dato supone un aumento de siete puntos porcentuales, con respecto a 2003, cuando el Instituto de la Juventud (Injuve) realizó su último sondeo sobre Jóvenes, Salud y Sexualidad.

De la primera encuesta realizada este año por el Injuve, y a la que ha tenido acceso Público, se desprende además que desciende el número de jóvenes que asegura haber usado el preservativo en sus tres últimas relaciones. Si en 2003 era un 67% quien lo utilizaba, en 2008, la cifra baja al 60%. Los varones declaran usarlo en mayor proporción que las mujeres (un 72% frente a un 59%). Y, según se explica en el sondeo, la diferencia puede deberse a que se trata de un método "más masculino".

Los adolescentes lo usan más

En la primera juventud -entre los 15 y los 17 años- es cuando se usan con mayor frecuencia los profilácticos con respecto a los de mayor edad. Los que menos recurren a este método anticonceptivo tienen entre 25 y 29 años. En el sondeo alegan que la estabilidad en las relaciones, así como el uso y conocimiento de otros métodos anticonceptivos (especialmente la píldora), justifica esta tendencia.

En general, los jóvenes creen que es fácil encontrar un preservativo a mano en el momento de mantener relaciones sexuales. Así lo piensa un 82%, frente a un 13% que lo ve difícil. Tal y como ocurría cinco años atrás, los chicos (84%) aseguran tener más facilidad que las chicas (78%) para disponer de preservativos.

Diferencias entre creyentes

El acceso a los profilácticos también determina su utilización: a mayor facilidad de acceso, mayor uso, y viceversa. Sin embargo, disponer de él no garantiza que se vaya a usar: el 29% de los que lo tenían no lo utilizó.

El sondeo hace referencia, por primera vez, a la influencia de la identificación religiosa sobre el uso del preservativo. Las personas creyentes de otras religiones distintas a la católica son quienes menos utilizan los proflilácticos (48%) en sus relaciones sexuales, seguidas de las católicas practicantes (32%).

Los datos contrastan con los que se declaran católicos no practicantes, entre los que un 28% asegura no usar el preservativo, y con los no creyentes, donde la cifra se reduce al 26%.

Donde no hay casi diferencia es en la importancia que le dan creyentes y no creyentes a las relaciones sexuales: el 75% de los creyentes asegura practicar sexo completo de forma frecuente, frente al 84% de los no creyentes. Aunque sí es cierto que la religión condiciona la iniciación sexual. El 55% de los católicos practicantes tiene su primera relación sexual completa antes de los 18 años, frente al 56% de no practicantes y al 61% no creyente. El 52% de los que pertenecen a otras religiones se inicia antes de los 18 años.

En general, los españoles tienen sus primera relación sexual a los 17 años. Hace cinco años, no era hasta siete meses más tarde.

Gabriel Arconchel director del Instituto de la Juventud

¿A qué se debe que un 30% de los encuestados diga que no usa el preservativo en ninguna de sus relaciones?

Hay elementos que apuntan a otras posibles causas, al margen de la información, como es el uso de otros medios anticonceptivos, por ejemplo, la píldora.

La píldora no protege de contagios de enfermedades de transmisión sexual.

Es cierto que se siguen produciendo contagios del VIH, y cada vez hay más casos de contagios del virus del Papiloma Humano, que puede que no sea tan alarmante como el sida, pero es un problema real.

¿Qué se va hacer desde el Instituto de la Juventud para evitar estos contagios?

Hay que incidir en el uso del preservativo. Y para ello ya estamos trabajando de forma conjunta con el Ministerio de Sanidad porque no son datos malos pero no hay que bajar la guardia.

El número de abortos entre adolescentes no deja de crecer.

Se ha notado sobre todo el repunte entre la población inmigrante, porque existen unos factores de formación y educación diferentes que hay que afrontar.

¿Se pondrán en marcha campañas dirigidas a inmigrantes?