Público
Público
Únete a nosotros

Una juez da la razón a Garzón para no tener que abrir la fosa de Lorca

La magistrada rechaza el caso al entender que se trata de "Crímenes contra la Humanidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Baltasar Garzón no es el único juez que piensa que los crímenes del franquismo lo fueron contra la Humanidad. La titular del juzgado de Instrucción 3 de Granada, Aurora Fernández, se ha declarado incompetente para investigar las fosas del franquismo y, en concreto, aquella en la que supuestamente está enterrado Federico García Lorca, con el argumento de que se trata de crímenes contra la Humanidad, según fuentes jurídicas.

El Tribunal Superior de Justicia andaluz comunicó este viernes que el juzgado granadino ha rechazado la inhibición de Garzón en favor de los órganos territoriales. Ahora el juez de la Audiencia Nacional elevará al Tribunal Supremo la cuestión de competencias para que sea éste el que decida.Según la magistrada, debe pronunciarse la Audiencia, precisamente el tribunal que declaró a Garzón incompetente pocos días después de que él mismo se inhibiese en la causa contra el franquismo. El Supremo ha admitido esta semana a trámite una querella por prevaricación contra Garzón presentada por el sindicato ultraderechista Manos Limpias.

La jueza evita la exhumación de la fosa donde supuestamente se encuentra el poeta -junto a los restos de los banderilleros Joaquín Arcolla y Francisco Galadí y los del maestro Dióscoro Galindo- empleando los argumentos que usó Garzón para ocuparse del caso. Lo hace en contra del criterio de la Fiscalía, que pedía en un informe que aceptara la investigación al entender que los delitos de detención ilegal sin dar razón del paradero competen a los órganos territoriales.

El 15 de octubre de 2008, Garzón arguyó que la causa era competencia de la AN, al estar implicadas en desapariciones -en el contexto de Crímenes contra la Humanidad- personas relacionadas con altas instituciones del Estado.

Garzón defendía que 'este delito [...] sigue existiendo a día de hoy al no haberse dado razón del paradero'. Según el juez, se trataba de una 'actividad criminal planeada y sistemática de eliminación [...] por razones ideológicas'.

Una argumentación similar ofreció en su providencia de 20 de abril Aurora Fernández, que alegó que no comenzaría a practicar diligencias para la apertura de la fosa hasta determinar si aceptaba o no la competencia para la investigación 'de múltiples detenciones ilegales que tienen su origen en un plan sistemático y preconcebido de eliminación de oponentes políticos a través de muertes, torturas, exilio y desapariciones forzosas a partir del 17 de julio de 1936, durante la Guerra Civil y los siguientes años de posguerra en un contexto de Crímenes contra la Humanidad'.

'La jueza de Granada da la razón a Garzón para no tener que tomar una decisión', afirmó a Europa Press Rafael Gil, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.  rancisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Más noticias en Política y Sociedad