Público
Público

El juez Pedraz investiga en Bagdad la muerte del periodista español José Couso

EFE

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz investigó hoy in situ las circunstancias de la muerte en Bagdad del cámara de televisión español José Couso, que falleció víctima de un disparo de un tanque americano en 2003.

Pedraz, que llegó a Bagdad ayer, jueves, se reunió hoy con el juez iraquí Ahmed Al Shehab Yasin para conocer los detalles de la muerte del cámara, al que alcanzó un disparo lanzado desde un tanque norteamericano dirigido contra el Hotel Palestina, donde se alojaba y trabajaba junto con otros 200 periodistas.

Tras la reunión, los dos jueces entraron en la habitación donde falleció Couso, número 1403, para recabar pruebas materiales y más tarde se dirigieron al puente de Al Jumhuriya, desde donde el tanque estadounidense lanzó el misil al Hotel Palestina.

"Lo único que importa es saber si desde el tanque se podía identificar a quienes estaban en el hotel para saber si a Couso lo habían matado a propósito", dijo el juez español en breves declaraciones a Efe.

La inspección del lugar se hizo con especiales medidas de seguridad. No se permitió a Efe el acceso al hotel, que está en un proceso de reformas para acoger a la cumbre árabe que se desarrollará en esta capital en marzo próximo.

El juez de la Audiencia Nacional llegó ayer a Irak junto con una delegación integrada también por cuatro periodistas españoles -Carlos Hernández, Olga Rodríguez, Jon Sistiaga y Jesús Quiñonero-, que viajan en calidad de testigos.

Pedraz asumió la investigación de la muerte de Couso en 2005 y desde entonces ha ordenado en tres ocasiones la búsqueda y captura de los tres militares estadounidenses imputados en la causa.

La Audiencia Nacional revocó el procesamiento de los soldados en dos ocasiones, en mayo 2008 y en julio de 2009.

En julio de 2010 los documentos filtrados de Wikileaks revelaron que la embajada estadounidense había ejercido presiones sobre el gobierno español para archivar el caso.

En este mismo mes, el Tribunal Supremo reabrió el caso a petición de la familia de la víctima y, pocos días después, Pedraz ordenó de nuevo la captura de los militares, aunque la Interpol todavía no ha hecho efectiva esta orden.

El Ministerio de Justicia iraquí se había comunicado con su colega español para coordinar y facilitar el trabajo del magistrado español en esta capital.

"Cualquier medida que se adopte en Irak por parte de otro país debe contar con la participación iraquí para concederle una característica legal", dijo a Efe el magistrado iraquí que acompañó hoy a Pedraz.

Los familiares de Couso, que trabajaba como cámara para la cadena Telecinco, han lamentado en numerosas ocasiones que la Interpol todavía no haya hecho efectiva la orden de búsqueda y captura de los tres soldados norteamericanos.

Está previsto que Pedraz, después de las diligencias que realice el viernes, viaje de regreso a Madrid mañana sábado, con escala en Ammán.

Más noticias de Política y Sociedad