Público
Público

Juncker pide solucionar la crisis de la banca de España "rápidamente"

El presidente del Eurogrupo subraya que el problema español es puramente bancario y aleja las comparaciones con Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker, ha reclamado una rápida y urgente solución para la crisis de la banca en España y ha subrayado que la situación de este país no es comparable a la de Grecia a la vista de los esfuerzos de consolidación del Gobierno español. Las declaraciones se producen después de que el FMI haya situado en 40.000 millones la cifra que necesitan los bancos débiles españoles para una recapitalización a la que ya han urgido líderes como el presidente de EEUU, Barack Obama.

'La solución debe producirse rápidamente', ha exigido Juncker en declaraciones a la emisora pública alemana Deutschlandradio Kultur, en las que ha subrayado que el problema español es puramente bancario, mientras el de Grecia es mucho mas amplio. Por su parte, el titular alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha insistido en que España decide de manera autónoma si debe protegerse bajo el paraguas de los fondos de rescate europeos para resolver su crisis bancaria y recordado que su 'déficit estatal es menor que en Alemania'.

En declaraciones al rotativo Ruhr Nachrichten, Schäuble comenta que las necesidades de capital para la banca española por la burbuja inmobiliaria se debe a que 'España ha endurecido las reglas sobre el capital propio de los bancos para afrontar mejor la crisis'. Como ya apuntaron ayer altos funcionarios de la Unión Europea, que vaticinaron que el rescate se producirá este sábado, los ministros de Finanzas de la zona se reunirán este sábado en teleconferencia.

Mientras, su compañero de gabinete y titular de Economía, Philipp Rösler, anima al Gobierno español a solicitar ayudas de los fondos europeos. 'Si España necesita ayuda para la estabilización bancaria debería solicitarla rápidamente al Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), ya que los instrumentos están ahí para eso', declara Rösler en el diario Rhinischen Post, en el que alaba el hecho de que 'los esfuerzos de reformas del Gobierno español son apreciables'. Asimismo comenta que Madrid debe tratar ahora de reforzar la confianza en su sector bancario y destaca que 'España debe hacer transparentes los costes para la recapitalización de sus bancos'.

Por otro lado, Juncker reclama la introducción de un impuesto a las transacciones financieras lo mas amplio posible, sin que centros financieros como Londres se beneficien de esa iniciativa, y la participación del sector financiero en los costes derivados de la crisis.

A su vez Schaüble defiende una rápida aplicación del pacto fiscal de la Unión Europea (UE) y profundizar con urgencia en la integración del viejo continente: 'necesitamos alcanzar el siguiente escalón de la integración en Europa. La crisis conduce a que los cambios necesarios se apliquen mas rápidamente'.

Añade que 'a medio plazo debemos dar, mediante modificaciones de los tratados, pasos sustanciales en dirección a una unión política. Necesitamos para toda la Unión Monetaria estructuras que permitan decisiones sencillas y rápidas para acabar con la desconfianza de los mercados y necesitamos una auténtica unión fiscal'. 'En la medida en que hagamos mas común la política fiscal debemos transferir a Europa derechos soberanos nacionales', subraya el titular alemán de Finanzas, quien comenta la disposición de su país a ejercer un papel ejemplar.