Público
Público

El juzgado pedirá una auditoría al Betis y llamará a los denunciantes para ratificarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juzgado de Sevilla al que ha correspondido la denuncia de la Fiscalía contra el máximo accionista del Betis, Manuel Ruiz de Lopera, pedirá una auditoría del club deportivo y llamará a declarar a los denunciantes, la asociación Béticos por el Villamarín.

Fuentes judiciales han explicado a Efe que la denuncia ha correspondido al juzgado de instrucción 6, que previsiblemente, entre sus primeras medidas, llamará a los representantes de Béticos por el Villamarín para que ratifiquen su denuncia, ya que una hipotética declaración de Lopera como imputado no se produciría hasta que la juez disponga de una auditoría que confirme los hechos presuntamente delictivos.

La auditoría del Betis y las sociedades citadas en la denuncia de la Fiscalía podría encargarse a una entidad privada o a algún organismo oficial como la Cámara de Cuentas, han añadido las fuentes.

La Fiscalía ha imputado a Lopera un presunto delito societario por "descapitalizar" el Betis "en beneficio propio o de terceros" y "con abuso de su cargo como consejero delegado o administrador de hecho", según una nota de prensa divulgada ayer lunes.

Según dicho comunicado, Lopera actuó "con abuso de las funciones de su cargo y en beneficio propio o de un tercero" y contrajo obligaciones "en perjuicio de la entidad a la que representa o de sus socios".

Con ello "ha llegado a producir una descapitalización del Real Betis Balompie SAD a través de la entidad Encaje del Deporte SA (Encadesa) que tiene atribuida la exclusividad de negociar, firmar, gestionar y cobrar todos los ingresos que se produzcan por la actividad del Real Betis".

Esta entidad "gestiona sin transparencia los fondos del club deportivo, beneficiándose así de la financiación de éste", añadió la Fiscalía.

La nota de prensa afirmó que, conforme a los últimos estados de cuentas aprobados en los ejercicios económicos 2004-05 y 2005-06, el Betis "tiene pérdidas de más de 11 millones de euros y deudas con la Hacienda Pública que ascienden en la temporada 2007-08 a 8,29 millones de euros".

Esta denuncia fue presentada por la Asociación Béticos por el Villamarín en la Fiscalía General del Estado, que la remitió a la Fiscalía sevillana para su investigación en diciembre pasado.