Público
Público

Karadzic será trasladado al tribunal internacional para juzgarlo por genocidio

EFE

Radovan Karadzic, el ex líder de los bosnios de Serbia, será trasladado en un futuro próximo al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), para ser juzgado por genocidio.

El fiscal jefe del TPIY, Serge Brammerz, dijo hoy tras conocer la detención que "la fecha de traslado de Karadzic a las dependencias penitenciarias del Tribunal serán determinadas a su debido tiempo", aunque sin precisar el momento.

A su llegada a la capital administrativa holandesa, Karadzic será internado en una celda del centro de detención de Naciones Unidas en Scheveningen (junto a La Haya), donde representantes de la secretaría judicial del TPIY le explicarán cuáles son sus derechos y le visitará el fiscal jefe del tribunal, Serge Brammertz.

En el plazo máximo de una semana, Karadzic realizará su primera comparecencia, asistido por su propio abogado o, en caso de que no lo tenga, por un miembro de la Asociación de Abogados del TPIY, según explicaron fuentes de esta corte.

En caso de que Karadzic opte por un abogado de los Balcanes, éste tiene que poder trabajar obligatoriamente en al menos uno de los dos idiomas oficiales del Tribunal, el inglés o el francés.

Durante su primera comparecencia, el ex líder serbobosnio tendrá que declararse culpable o inocente de los cargos que le imputan, es decir, genocidio y crímenes de lesa humanidad y de guerra.

En caso de que se declare culpable, sólo se organizará una audiencia para determinar la condena, pero si dice ser inocente comenzarán las preparaciones para su juicio.

Durante este periodo preparatorio tendrá que ser redactada la lista de testigos; la defensa y la acusación tendrán que exponer por escrito su versión de los hechos, y ambas partes serán animadas a que lleguen a acuerdos sobre el relato de los hechos en los que muestren diferencias.

El propio proceso transcurrirá en diversas fases, incluyendo varias rondas de testimonios y contra-interrogatorios. Los juicios ante el TPIY pueden durar años, y a veces son seguidos por apelaciones.

Tras la captura de Karadzic, todavía permanecen prófugos Radko Mladic, el ex líder militar de los serbios de Bosnia, el principal de los dos inculpados de graves violaciones del derecho internacional por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), y Goran Hadzic, ex líder de los serbocroatas de Krajina.

Karadzic y Mladic están considerados los principales responsables de la matanza de 8.000 musulmanes el 11 de julio de 1995 en Srebrenica (Bosnia), y del asedio a Sarajevo que se cobró 10.000 vidas durante la guerra bosnia (1992-95).

El TPIY, creado en 1993 por la ONU para procesar a los responsables de los crímenes cometidos en las guerras de descomposición de la antigua federación yugoslava en la década pasada, debería cerrar sus puertas a más tardar para el año 2010.

Por ello, está previsto que algunos de los casos contra inculpados de menor rango sean cedidos a las judicaturas nacionales.

La condena máxima que pueden imponer los jueces del TPIY es la cadena perpetua, que tiene que ser cumplida en uno de los países que firmaron un acuerdo con la ONU para aceptar personas condenadas.

Más noticias de Política y Sociedad