Público
Público

Katsikaris reconoce que a su equipo le pesó la "responsabilidad"

EFE

El entrenador del Bizkaia Bilbao Basket, Fotis Katsikaris, ha confesado sentirse "muy triste" por la derrota frente al Alba de Berlín en la segunda semifinal de la Eurocopa y ha reconocido que la "responsabilidad" y las "expectativas" creadas en llegar a la final les han pesado a sus jugadores.

"No es fácil controlar las emociones, las ganas, ni esa responsabilidad delante de cuatro mil de tus aficionados. Somos un equipo muy joven y esas reacciones son humanas. Tengo jugadores con experiencia, pero no es fácil controlarse frente a nuestro público en el reto más importante de la historia del club", ha dicho.

"Eso pasa en baloncesto y por eso debemos sufrir todos juntos esta derrota para que la próxima vez nos haga más fuertes", ha añadido Katsikaris.

El técnico griego ha dicho a los aficionados bilbaínos que "tiene que estar orgullosos" del equipo y se ha comprometido a "ser más fuertes a partir del lunes" para "luchar y poner el máximo" con el objetivo de "entrar en los play offs" por el título.

Acerca de la cita de hoy, Katsikaris ha señalado que ha sido "un partido muy, muy duro" frente a un rival "con mucha más experiencia en este tipo de partidos que el Bizkaia y que ha sido "más rápido" y que les ha creado "muchos problemas".

Para el entrenador del equipo bilbaíno "una de las claves" de la derrota, además de la "falta de acierto en el tiro exterior", ha sido la "falta de intensidad defensiva".

"No fuimos tan agresivos en defensa, especialmente en bloqueos directos, y ahí hubo un problema. Había que usar más el cuerpo y manos. A partir de ahí, el Alba ha cogido confianza en los tiros, han metido triples decisivos al final, y nosotros no estuvimos como debimos", ha explicado Katsikaris.

Más noticias de Política y Sociedad